Leonoticias

vídeo

Dos jóvenes doncellas, en la Plaza de la Regla. / Noelia Brandón

El tributo más vergonzante

  • Las sotaderas y el califa recogen su tributo de las cien doncellas por las calles de León, en el desfile previo a la celebración de Las Cantaderas

La historia guarda el eco de la España dominada por los musulmanes. En ella, el califa cobraba periódicamente a los pueblos cristianos un tributo especial, el de las cien doncellas, una práctica que vio su fin con el triunfo cristinao en la Batalla de Clavijo. Como es tradición, León vuelve a vivir en sus calles aquel periodo histórico para celebrar la abolición del vergonzante impuesto, con el desfilede las cien doncellas.

más imágenes

  • El baile de las sotaderas

Al frente, las sotaderas, la mujeres encargadas de introducir a las jóvenes cristianas en las tradiciones árabes para que estuvieran dispuestas para el califa. El desfile es preludio de la celebración, este domingo, de Las Cantaderas. En esta ocasión, el síndico no es otro que el concejal Javier García Prieto, que se encargó de recibir en San Marcelo a las cien doncellas, advirtiendo al pueblo de León y a las propias jóvenes del acto que se celebrará el domingo.

Posteriormente y por segundo año, la Plaza de la Regla recogió los actos previos a las cantaderas, con un baile enseñado por las sotaderas para que las doncellas supieran deleitar a los señores del sur.

El claustro de la Catedral de León será una vez más el escenario de un debate que lleva repitiendo durante siglos y que siempre acaba en tablas. El pueblo, representado por su síndico, tratará de convencer al clero de que el pueblo acude de forma libre y voluntaria a entregar sus ofrendas a la Virgen como agradecimiento por la victoria en la Batalla de Clavijo.