Fernando Ónega ya es hijo adoptivo de León

Juan Martínez Majo en el pleno extraordinario de la Diputación de León. / S. Santos

La Diputación acuerda por unanimidad el nombramiento del periodista y la modificación de los plazos del Plan de Cooperación para evitar que cuatro municipios pierdan los fondos propios

A. CUBILLAS

Pleno exprés en la Diputación de León. Tres minutos y 40 segundos han bastado este lunes para dar luz vede a los dos únicos puntos del día que recogía el Pleno Extraordinaria que han salido adelante por unanimidad.

Así, todos los grupos políticos han respaldado el nombramiento de Fernando Ónega como hijo adoptivo de la provincia de León por su contribución a la promoción de los valores culturales, históricos, naturales, patrimoniales o gastronómicos de los pueblos de León.

Un periodista que, según remarcaron desde la Diputación, tiene a León en su corazón y pensamiento», contando esde el papel y las ondas las excelencias de la provincia de León, siendo un «incansable notario de la actualidad», que fue pregonero de la Semana Santa de León en 1986.

Un reconocimiento que el periodista agradecía la pasada semana con unas carta embriagada de sentimiento en su programa La Brújula de Onda Cero en la que aseguraba que ese amor, hoy escenificado en este título, es felizmente y generosamente correspondido.

Un pleno en la que además se aprobó una modificación en el Plan de Cooperación Municipal para el ejercicio del 2017 que permite ampliar el plazo para la contratación de obras hasta el 15 de febrero y hasta el 30 de marzo el plazo de justificación de su ejecución.

Una modificación que responde a la imposibilidad de cuatro municipios, entre ellos Villablino, de contratar las obras bien con problemas con la CHD o por la falta de disponibilidad de los terrenos. De esta forma, según remarcó el representante de la UPL, Matías Llorente, se evita la pérdida de los fondos propios.

Fotos