Las feministas leonesas, tras la manifestación: «Esto es el principio del cambio, no el final»

Participantes en la manifestación. /ICAL
Participantes en la manifestación. / ICAL

El colectivo, que estima que más de 30.000 personas acudieron a la llamada, emplaza a que el Gobierno se siente el lunes a la mesa «para que negocie todas las reivindicaciones que llevamos tiempo pidiendo»

NACHO BARRIO León

La resaca tras la manifestación del 8M en León ha dejado un efecto claro en las feministas leonesas: la euforia. Asumiendo poco a poco la repercusión de lo conseguido, Mari Luz González, miembro del colectivo hace balance. «Estamos hablando de una manifestación a la que fueron más de 30.000 personas, por encima de todas las previsiones que pudiéramos hacer, porque sabíamos que iba a ser masiva pero nos ha desbordado».

Las razones del éxito se basan, principalmente, «en el trabajo que se ha hecho, que ha sido bueno, y en que los medios han visibilizado el movimiento, eso ha surtido su efecto». Y es que «aparte de que las mujeres ya estamos muy hartas, el resto de la ciudadanía ha participado, incluso personas que no suelen manifestarse», asegura Mari Luz.

Para la portavoz del movimiento, toca mirar al futuro. «Esto es el comienzo del cambio, no el final. Ahora estamos con la euforia, pero el lunes tenemos que sentarnos para exigir al Gobierno que negocie todas estas reivindicaciones que llevamos tiempo pidiendo», puntualiza Mari Luz González, que pone matices: «Se tiene que sentar no con los partidos, sino con las organizaciones feministas, que somos las que sabemos realmente lo que se necesita».

Sobre qué pedir al Gobierno, anhelan que «simplemente con aplicar y desarrollar la Ley de Igualdad, sería un gran paso, porque el Pacto de Estado ha quedado de mínimos».

En el balance también quedan cosas en el debe. Los grandes partidos, según las feministas y «salvo Podemos que ha estado apoyando, no han estado a la altura. Ciudadanos ahora se desdice y el PSOE va a su bola, aunque sabemos lo que piensan y lo que opinan de nosotras».

Tocará pues esperar al lunes para ver movimientos, en un futuro a corto plazo que «debería ser el principio de todo».

Contenido Patrocinado

Fotos