La farmacia rural lanza un SOS: la bajada de precios y los servicios de urgencia pone en jaque la viabilidad de 195 oficinas

Farmacia rural de León. / S. Santos | I. Santos

El Colegio de Farmacéuticos de León insta al ejecutivo económico a mostrar sensibilidad y plantea que el profesional ejerza un papel de seguimiento, a limitar las guardias y establecer un mecanismo de coordinación con los centros médicos

A. CUBILLASLeón

La farmacia en el mundo rural leonés atraviesa una situación delicada, tanto que se podría incluso asegurar que están en peligro de extinción. Al menos, razones no faltan para echar el cierre. Su única fuente de oxígeno, el farmacéutico y su vocación.

Los motivos hay que buscarlos en el grave problema de despoblación que padece León y la importante bajada de precios, que se traduce en la pérdida de 900 euros de medios. Un “varapalo” para las 195 oficinas de farmacias rurales, en especial para las 33 consideras VEC -viabilidad económica comprometida-.

Es la radiografía, dura, que hace el presidente del Colegio de Farmacéuticos de León, Javier Herradón, que entiende que la farmacia rural está abocada a desaparecer. Porque, según advierte, a pesar de ofrecer un servicio público no son considerados por la administración como tal.

Una problemática en la que ponen el foco desde el Colegio, que entienden necesario que el Ejecutivo autonómico entienda que el papel del farmacéutico del medio rural va más allá de la dispensación de medicamentos, pudiendo ejercer un papel de seguimiento y cuidado de la población.

Desde el pasado 1 de enero el precio de 878 medicamentos de oficina de farmacia ha bajado un 44%, lo que ha provocado la pérdida de 900 euros de media

Herradón recuerda que la administración tiene a un profesional sanitario ocho horas al día y que conoce a la perfección a los vecinos y que, como tal, podría cubrir las necesidades que tiene la población. “El farmacéutico podría prestar un servicio en atención domiciliaria para prepararles la medicación, ver cómo están de salud o animarles a seguir hábitos saludables de salud. Tenemos un potencial importante que la administración no utiliza y que permitirá dar sentido a estos profesionales”.

Servicios de urgencias

Pero los problemas van más allá. Desde el Colegio exigen que se reduzcan los servicios de urgencias en el medio rural, dada la baja atención que en muchas oficinas apenas alcanza la media docena anual. “Falta ayuda por parte de la administración autonómica que no se plantea si es necesario mantener esos puntos de atención incluso cuando el servicio médico cierra”.

Para ello, abogan porque se refuerce la medicación en el centro de salud y se ponga en marcha un sistema de coordinación entre el médico y el farmacéutico de urgencias para garantizar la dispensación al paciente a través de la puesta en marcha de un teléfono.

«Falta ayuda por parte de la administración autonómica, que no se plantean si es necesario mantener esos puntos de atención de urgencia, incluso cuando cierra el servicio médico de atención continuada» JAVIER HERRADÓN

“Establecer algún sistema de coordinación sería positivo. El farmacéutico no se niega a hacer servicios de urgencias pero de forma racional. Lo que no puede ser posible es que un farmacéutico esté 24 horas para no atender ninguna prescripción ni urgencia”, señala Herradón, que remarca la necesidad de racionalizar estos servicios y se muestra especialmente crítico con una administración "que no valora lo que no le cuesta”.

Medidas imprescindibles para garantizar la supervivencia de la farmacia rural que, denuncian, ha encontrado con la "escasa sensibilidad" de la Dirección General de Salud Pública, a los que insta en pensar en las personas y en los profesionales. Porque, aunque en la actualidad no hay ningún anuncio de cierre, son muchas las farmacias rurales las que podrían ser susceptibles de ello.

“Las farmacias no pueden seguir así. Cualquier titular si cerrase y se trasladase a la capital para trabajar como adjunto trabajaría menos y ganaría menos. No hay previsión de cierre pero hay que tener en cuenta que si aguantan abiertas es por la vocación del profesional”.

Reordenación en la capital

Pero la situación no mejora en los grandes núcleos urbanos, como en León, donde la gran concentración de oficinas reduce el ratio de cada farmacia en 800 habitantes. La solución, aunque difícil, una reordenación farmacéutica.

Creo que habría que hacer una reordenación farmacéutico pero es difícil. Hace muchos años la administración se dedicó a abrir farmacias porque eso daba votos y ahora mismo las farmacias están en una situación bastante complicada por la bajada de los precios de la medicación”.

Servicios profesionales

Son numerosas las aportaciones que la profesión farmacéutica hace a la salud del paciente, y una gran labor sanitaria en Salud Pública, Hospitales, Farmacia Comunitaria, Análisis Clínicos, Investigación, Docencia, Distribución, Ortopedia u Óptica, entre otros.

Concretamente en oficina de farmacia son 524 los farmacéuticos que trabajan en 325 farmacias de la provincia en las que se encargan diariamente de la adquisición, control y dispensación de medicamentos, de informar al paciente sobre su salud y hacerle un riguroso seguimiento farmacoterapéutico, con el fin de detectar y notificar posibles efectos adversos, para contribuir a la total seguridad del paciente. Es a través de esta coordinación de servicios profesionales como el farmacéutico logra la identificación precoz de patologías y deriva al especialista para su diagnóstico y tratamiento.

Además, los farmacéuticos leoneses, ofrecen servicios como la toma de tensión, cribado de glucosa, medición de capacidad pulmonar, nivel de colesterol, riesgo cardiovascular y análisis dermatológico, entre otros. También la organización de medicación a pacientes polimedicados, servicios nutricionales y de deshabituación tabáquica.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de León remarcan su intención de seguir mejorando y ampliando los servicios prestados a los pacientes y caminar hacia una farmacia asistencial, más eficiente y sostenible.

Por lo que continuarán con la formación profesional de los colegiados en materias como el seguimiento farmacoterapéutico, la intervención ante un ictus, vacunación, nutrición, o las terapias génicas que están tan en auge y son el futuro de una sanidad personalizada y más eficaz, con la tecnología como gran protagonista.

Sin embargo, la previsión que manejan desde el Colegio es que los precios de los medicamentos sigan en descenso, y en consecuencia, se incremente el riesgo económico de las 325 farmacias leonesas. Una red que garantiza la distribución de fármacos y al mismo precio en cualquier punto de la provincia a través de un sistema de distribución que recorre al día 6.000 kilómetros repartidas en 12 rutas.

Despliegue de la receta electrónica

Desde el Colegio de Farmacéuticos de León recuerdan que el sector ha sido ejemplar en la implantación de la receta electrónica en apenas un año. Gracias al esfuerzo de los propios profesionales que han sufragado la inversión para su despliegue que ronda entre los 1.000 y 3.000 euros.

La red de 325 farmacias garantiza la distribución de fármacos y al mismo precio en cualquier punto de la provincia a través de un sistema que recorre al día 6.000 kilómetros repartidas en 12 rutas

En la actualidad son once comunidades interoperables que permite una sanidad global y, en consecuencia, mejorar la asistencia al paciente, controlar mejor los tratamientos, evitando los efectos secundarios y la duplicidad de la medicación.

Todo ello, además, repercute en un ahorro para el Sistema Nacional de Salud, prueba de ello son las 6.000 recetas que se han dispensado en Castilla y León a pacientes de otras comunidades hasta octubre, reduciendo un 30% el número de visitas a las consultas del médico de Atención Primaria en la provincia y ahorro, también, en los trámites administrativos de la prescripción médica, tanto para tratamientos instaurados como para dispensación puntual.

Se ha hecho un gran esfuerzo de trabajo, durante años, con el Sistema Nacional de Salud y, además, a partir de este 2018 se pretende que haya también una prescripción electrónica privada. Un proyecto único en Europa, del que ya se ha presentado documento de trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos