Los estudiantes trasladan hasta el Ayuntamiento su rechazo a la llegada de la llegada del «chiringuito privado» de la Ucam

Estudiantes de la ULE durante la concentración de este viernes. / A.C.

Un centenar de estudiantes se concentran en la Plaza de San Marcelo para expresar su rechazo a la Universidad Católica de Murcia a la que tildan de «chiringuito privado»

A. CUBILLASLeón

Al grito de ‘no a la privatización’, ‘Silván escucha, León está en la lucha’ y ‘la educación no se vende’, estudiantes de la Universidad de León se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento de San Marcelo para mostrar su rechazo a la implantación en León del campus de la salud que plantea la Universidad Católica de Murcia.

Más información

Las proclamas han ido dirigidas al alcalde, Antonio Silván, que en ese momento se encontra en el interior del Consistorio en la celebración el pleno ordinario.

A él le han remarcado la necesidad de frenar la implantación de este campus por ser gravemente perjudicial para la ULE y sus estudiantes.

Pedro Gómez, portavoz del Frente de Estudiantes, ha asegurado que la concentración realizada este viernes tiene como objetivo «reivindicar una única universidad pública en León. Estamos totalmente en contra de la llegada de la Universidad Católica de Murcia».

Este portavoz ha advertido además que la Ucam en León sería «gravemente perjudicial para la Universidad de León y en especial para su grado de Enfermería y Fisioterapia en Ponferrada».

Desde el Frente de Estudiantes se ha insistido además en que es necesario que la comunidad educativa «esté unida en contra de un proyecto universitario que deja mucho que desear en el ámbito académico y laboral», remarcando que la Ucam es un «chiringuito privado» al que se «debe hacer frente».

Aunque los principales reproches han ido dirigidos a la edil de Cultura, Margarita Torres, que recientemente se ha mostrado favorable a la llegada de la UCAM que se traduciría en la creación de más de 100 empleos y un impacto de 20 millones.

No lo ven así los universitarios ni tampoco el propio rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, que ya ha rechazado lo que entiende como un "negocio descarado". A él, le han tenido la mano desde el Frente de Estudiantes para impulsar un frente común.

“Siempre apostamos por la unidad de toda la comunidad, si el rectorado quiere realizar cualquier tipo de acción o protesta contraria a la llegada de esta unidad privada estamos totalmente abiertos”.

ENCUESTA LEONOTICIAS

Contenido Patrocinado

Fotos