Estudian acudir a la Fiscalía ante el incumplimiento de la norma que exige que las gasolineras estén atendidas

El Estatuto del Consumidor obliga por ley a las gasolineras a disponer al menos de un trabajador. / S. Santos

CCOO advierte de que el 40% de las gasolineras inspeccionadas en Castilla y León han sido expedientadas, comunica las primeras denuncias y achaca la situación a la «dejadez absoluta» de la Junta

A. CUBILLASLeón

Todas las gasolineras de León deberán tener al menos un empleado. Al menos así lo recoge el Estatuto del Consumidor de Castilla y León que se publicó el Bocyl el pasado mes de octubre. Sin embargo, según ha denunciado este miércoles CCOO, la teoría es bien distinta a la realidad.

De ahí que el CCOO Industria estudia la posibilidad de llevar a la Fiscalía el incumplimiento de esta normativa que obligaba a tener personal en las 120 estaciones de servicio de Castilla y León –de las 800 totales- que hasta la fecha no tenían un empleado pese a estar abiertas para la venta de combustible.

Una obligación que afectaría a una veintena de gasolineras en la provincia leonesa. Sin embargo, según ha puesto de manifiesto Gonzalo Díez, secretario general de Industria en CCOO Castilla y León, el 40% de las inspecciones que ha desarrollado Consumo hasta la fecha han terminado en un expediente sancionador.

Por cada nueva gasolinera desatendida que se ha abierto en España en los dos últimos años se han destruido 5,4 puestos de trabajo

Una situación que, a su juicio, pone de manifiesto la “dejadez” de la Junta de Castilla y León a la hora de aplicar la ley que planteaba una prórroga de tres meses para la adecuación de esas 120 estaciones de servicios. De ahí que desde CCOO ya hayan denunciado, bajo certificación de notario, a varias estaciones de servicios de la Comunidad.

En cualquier caso, ha remarcado Díez, de no corregirse pronto esa “dejadez” por parte de la administración autonómica, CCOO acudirá a la Fiscalía. “Es grave que la Junta de Castilla y León haga dejación de sus funciones en lugar de velar por los derechos de los consumidores tratándose de un tema de seguridad”, remarcó Díez.

2.700 empleos menos y 500 gasolineras nuevas

Así lo ha anunciado durante la presentación en León durante una campaña a nivel nacional en la que, a través de la recogida de firmas, se busca extender al resto del país la normativa que fija que las estaciones de servicios deben ser atendidas y seguras.

La ley

El Estatuto del Consumidor obliga por ley a las gasolineras a disponer al menos de un trabajador, debidamente formado, mientras permanezcan abiertas y en servicio, en lo que se excluye a las cooperativas agrarias cuando vendan a sus socios. Las estaciones de servicio, según la ley, tienen una moratoria de tres meses para adaptarse.

De esta manera, las personas con discapacidad que no puedan acceder al suministro de carburantes y combustibles serán atendidas por una persona responsable de las instalaciones.

Cabe recordar que en la actualidad las gasolineras emplean en España a 65.000 trabajadores aunque en los dos últimos años se han destruido 2.700 puestos de trabajo en un período en el que además se han abierto medio millar de gasolineras desatendida, que provoca la destrucción de 5,4 empleos por cada nueva apertura.

De ahí que el objetivo de esta campaña pase por consolidar el papel que las estaciones de servicio han tenido en las carreteras españolas como lugares de repostajes, encuentro, descanso y centro de soluciones para conductores y acompañantes.

Fotos