El estado de la sanidad en León: un paciente cada cuatro minutos, 80 en una jornada

Vista del Centro de Salud de Eras de Renueva. /
Vista del Centro de Salud de Eras de Renueva.

Los sindicatos de Sanidad aseguran que en el centro de salud de Eras de Renueva no es un caso aislado sino el ejemplo del grado de atención a los pacientes

J.C. León

«Nos sentimos como trapos». Lo aseguran los médicos ejercientes en la provincia de León, que dejan ver una radiografía de la Sanidad especialmente compleja y marcada por una «recortada atención al paciente».

Para el secretario provincial de Sanidad en UGT, Faustino Sánchez, la 'punta del iceberg' de la situación actual se ejemplifica en el pasado martes. Entonces, y por lo que ha sido definido como «una mecla de falta de previsión y por supuesto de ausencia de una plantilla proporcionada», los pacientes del centro de salud de Eras de Renueva se quedaron sin ningún médico para atender sus necesidades.

Pero, advierte Faustino Sánchez, ese «suceso» no esconde otras situaciones igualmente comprometidas. El ejemplo, se advierte, es diario. Un médico de familia atiende en su jornada (un ejemplo es la que se realiza en jornada de tarde, desde las 14:00 horas a las 21:00 horas). En ese margen los primeros 60 minutos son para atender cuestiones previas.

En las restantes el médico suma una media de ochenta por ciento durante la última semana, según el citado sindicato, lo que supone que apenas se puede dedicar 4,5 minutos a cada paciente. «En ese tiempo apenas le puedes decir buenas tardes y adiós», recuerda Faustino Sánchez.

Pocos médicos y poco tiempo, se advierte. Y esa mezcla es explosiva. A mayores se suma «que realmente no se nos da opción para la formación. Si quieres formarte o actualizar conocimientos lo tienes que pagar de tu bolsillo. Así no pueden ser las cosas», añade el representante sindical.

Por todo ello se insiste desde UGT hay una necesidad «determinante y de urgencia» para actualidad todo lo que tiene que ver con la Sanidad en Castilla y León. Hay «ausencia de médicos, falta de medios, escasa inversión, necesidad de profesionales de otras áreas y procesos de formación, a pesar de la magnífica labor de los enfermeros».

Porque sin inversión, sin medios y sin médicos la medicina «no cumple de forma adecuada con su objetivo». Y el último caso, remarca Faustino Sánchez, se encuentra «en la falta de médicos de pediatría, que están siendo sustituidos ante el paciente por médicos de familia». Y todo ello para concluir con una única frase: «Así no se puede seguir».

Contenido Patrocinado

Fotos