Ellas escribirán el futuro

Medio centenar de mujeres periodistas de León se unen en Botines para denunciar el machismo y la discriminación que respira el oficio | Una multitud de mujeres llenan la calle para reclamar un mañana sin diferencias entre hombres y mujeres

Las mujeres periodistas, durante la concentración. / Rubén Fariñas
NACHO BARRIO León

La portada del diario El Correo avanzaba una idea que se respiró en el ambiente durante la mañana del jueves: 'Ya nada debería ser igual a partir de hoy'. Las mujeres han dicho basta. Lo han dejado claro también en León, donde Botines y los alrededores han sido el lugar en el que diversos colectivos han alzado la voz para decir que el machismo y las discriminaciones que viven a diario tienen que quedarse en el pasado.

Cerca de medio centenar de mujeres periodistas se unieron a las movilizaciones en el centro de la capital, donde levantaron las letras con las que formaron la frase #lasperiodistasparamos. Así, redactoras y cámaras criticaron en un manifiesto el techo de cristal que sufren en los medios, los salarios discriminatorios y las conductas ante las que se enfrentan a diario por el hecho de ser mujeres. «Es habitual que, por ser mujer, me pidan cargar con los instrumentos de trabajo, como si por serlo ni pudiera cargar peso», comentaba Sandra Santos, una de las redactoras gráficas que se concentraron.

La peridosta Ana Gaitero fue la encargada de hacer de portavoz, explicando ante los medios congregados cómo surgió la convocatoria. «Empezamos a pensar y a reflexionar sobre nuestra situación en León, que no es diferente a la del resto del país, decidiendo hacer este acto simbólico que supone una toma de conciencia».

Concentración de periodistas en León. / Peio

Las periodistas bercianas, durante su concentración.
Las periodistas bercianas, durante su concentración.

Así, Gaitero hizo un llamamiento a que «el periodismo sea vanguardia y cambio», utilizando su poder «para cambiar la sociedad, porque la prensa no se puede quedar atrás en este momento histórico».

La locutora Rosa Arce también tomó parte en la concentración. «Las mujeres periodistas estamos sometidas a las mismas desigualdades que en cualquier otro sector, solo que nosotras además reflejamos y nos hacemos eco de otros sectores, cuando del nuestro no habla nadie».

Escuchando sus palabras, queda mucho por hacer. «En los años que llevo siendo periodista la situación no ha cambiado prácticamente, es la profesión en la que más mujeres hay pero no llegamos a los cargos directivos».

Botines fue pronto un punto de encuentro para diversos colectivos, donde no faltaron los lemas y denuncias tanto coreados como exhibidos en pancartas.

Todo para cambiar una situación, que mañana ya no será igual.

Contenido Patrocinado

Fotos