Los enfermeros leoneses denuncian estar «desprotegidos» al administrar la vacuna de la gripe

Un facultativo administra una vacuna. /ICAL
Un facultativo administra una vacuna. / ICAL

Desde el sindicato Satse lamentan que el Real Decreto de Prescripción Enfermera, que les inhabilita a la hora de administrar medicamentos con prescripción, choca con la orden de vacunación emitida por la Junta

NACHO BARRIO León

Con la llegada de los primeros días de frío vuelve la campaña de vacunación de la gripe, y de la mano trae una problemática que parece seguir sin solución. Los enfermeros leoneses administran la vacuna a diario cuando, desde el año 2015, el Real Decreto de Prescripción Enfermera se lo impide, ya que habilita únicamente a los médicos para que realicen este cometido.

El Real Decreto durante el resto del año se aplica, pero los enfermeros leoneses aseguran que una vez llega la campaña de vacunación de la gripe, «la norma se olvida».

«Técnicamente no tenemos problemas en vacunar, pero entendemos que con la ley en la mano es un acto de intrusismo con los médicos, y la norma nos deja en un limbo legal que, en caso de problemas o denuncias, nos dejaría sin amparo», explica Paloma Robles, del sindicato Satse.

Con estos mimbres y tratando de salvar el escollo, la Junta de Castilla y León publicó en en Bocyl la Orden San/863/2017, de 6 de octubre, en cuyo artículo cuarto se aclara que «el personal de enfermería administrará la vacuna frente a la gripe y el neumococo a la población [...]».

El texto autonómico choca de cara con lo contenido en el Real Decreto de marras, por lo que «habría que ver que ocurriría si vienen mal dadas, porque los seguros no nos cubrirían ateniéndose al Real Decreto», lamenta Paloma Robles.

El asunto se encuentra en trámites legales de forma que «esperamos que puedan aplicarse medidas cautelares que eviten esta situación». Sea como fuere, la campaña ha arrancado y la solución a corto plazo, como el calor del verano ya abandonado, parece no alcanzarse.

Fotos