Educación trabaja en mejorar la calidad del servicio de comedores

Educación trabaja en mejorar la calidad del servicio de comedores

La Junta busca convertir el servicio de comedor en un espacio educativo en modelos de vida saludables, de convivencia y de valores solidarios que pueda extenderse al resto del alumnado de los centros y a las familia

LEONOTICIAS

El consejero de Educación, Fernando Rey, asistió este viernes a la comisión autonómica de comedores escolares, que como cada fin de trimestre lectivo se ha celebrado para realizar un seguimiento del Plan Global de Mejora de Comedores Escolares y nuevos planteamientos para la mejora continua de la calidad prestada en este servicio público.

Al encuentro acudieron también gestores del servicio público de comedor escolar, representantes de las consejerías de Agricultura y Ganadería, Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades, así como de las Ampas, de los alumnos y de las empresas concesionarias del servicio.

El comedor escolar es un servicio de conciliación para las familias prioritario para la Consejería de Educación, ya que no solo procura una alimentación saludable y equilibrada a los escolares de la Comunidad, sino que pretende ir más allá al convertirse en un espacio educativo en modelos de vida saludables, de convivencia y de valores solidarios que pueda extenderse al resto del alumnado de los centros y a las familias.

Al ser un espacio privilegiado en el que se practica una comida sana, elaborada en su mayor parte con alimentos de Castilla y León, es posible inculcar hábitos alimenticios que redundan directamente en una mejor calidad de vida presente y futura.

Estos son los objetivos del Plan Global de Mejora, principal instrumento que garantiza la calidad del servicio y en el seno del cual se han creado las comisiones provinciales de comedores escolares, así como la Comisión autonómica, que se reúne al finalizar cada trimestre con el objeto de evaluar la prestación diaria del servicio, el cumplimiento de los compromisos adquiridos tanto por las empresas como por la propia Administración y, sobre todo, para explorar nuevas actuaciones y posibilidades de mejora.

Es por ello fundamental que las comisiones estén formadas por representantes de todos los agentes implicados en la gestión de los comedores escolares: gestores del servicio público, representantes de todas las empresas concesionarias y representantes de las familias y de los alumnos.

En este aspecto, se valora la experiencia de las empresas, líderes en el sector de elaboración de menús y de cuidado de los escolares, y se enriquece el servicio día a día con las aportaciones de los propios usuarios a través de los representantes de las Ampas. También acuden a la Comisión representantes de las consejerías de Agricultura y Ganadería, Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades, en virtud de la colaboración que están realizando en las diversas actuaciones.

El titular de Educación ha animado y felicitado a la comisión y todas las personas implicadas en la gestión de este importante servicio por la diversificación de las actuaciones realizadas y la dimensión social, medioambiental y solidaria que están adquiriendo.

Campaña ‘Educación para una vida saludable’

Hace un año se firmó el Acuerdo para la reducción de sobras en los comedores escolares, que incluye la gestión de los menús sobrantes y no utilizados en el comedor y su entrega a entidades sociales y bancos de alimentos con el objetivo de educar en valores a los escolares acerca de la realidad social de sectores más desfavorecidos, promoviendo así una gestión más ecológica y eficiente de los recursos a la vez que se potencia la solidaridad y la equidad en el ámbito educativo de la Comunidad. Como ejemplo de su efectividad, más de 60.000 raciones han sido donadas en los dos últimos trimestres del pasado curso escolar. También se realizan proyectos específicos para la sensibilización e implicación de los niños en el consumo responsable a través de talleres que miden el desperdicio de manera lúdica y muy práctica en la que participan activamente los escolares.

Otra de las actuaciones incluidas en el Plan es la celebración de la nueva campaña ‘Educación para una vida saludable’, puesta en marcha este curso 2017-2018, que está teniendo gran aceptación por parte de los participantes, principalmente alumnos de los últimos cursos de Primaria. Su objetivo es favorecer en los escolares las destrezas y herramientas necesarias para desarrollar en su día a día un estilo de vida saludable.

De esta manera, se pretende concienciar a los alumnos de Castilla y León en la necesidad de adquirir hábitos de alimentación y ejercicio saludables, así como de una correcta hidratación, haciendo especial hincapié en la importancia del almuerzo y la merienda dentro de un marco alimenticio equilibrado, y que este sea el camino para que la información llegue a las familias. Los talleres ya se han realizado en Burgos, León, Ávila y Soria, y se desarrollarán en todas las provincias de la Comunidad. Hay que destacar la importancia que la colaboración entre las distintas consejerías está teniendo en la consecución del éxito de las actuaciones realizadas.

Como se pone de manifiesto, el servicio público de comedor escolar es un pilar fundamental de conciliación para las familias castellanas y leonesas. Su importancia crece en paralelo al incremento del número de comensales, que en el presente curso ha aumentado en casi 2.000 niños, situándose en 35.000 los escolares que diariamente asisten a los comedores públicos. Este incremento es en gran parte debido al esfuerzo que realiza la Consejería de Educación en la concesión de ayudas de comedor a las familias en función de necesidades vinculadas a la renta y sociofamililares.

Así, en aplicación del Acuerdo de Consejo del Diálogo Social, se han incrementado los umbrales de renta referentes para la concesión de ayudas de comedor, además de ampliarse los supuestos de beneficiarios. De esta manera, las ayudas concedidas a día de hoy se han incrementado en más de 2.000 beneficiarios respecto al pasado curso escolar. Se garantiza así que ningún niño quede excluido de este servicio que fija población y ayuda a mitigar las dificultades económicas que puedan sufrir las familias. De los niños que asisten diariamente al comedor, más del 70 por ciento son beneficiarios de alguna ayuda, teniendo gratuidad total casi el 60 por ciento del total de asistentes, incluidos los transportados.

Contenido Patrocinado

Fotos