Educación estudiará con «detenimiento» el caso de acoso en Maristas y pie confianza en la seguridad de las aulas

Fernando Rey insta a todos los equipos directivos a poner en marcha inmediatamente el protocolo de actuación para comprobar la veracidad y en su caso tomar medidas

LEONOTICIAS

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha pedido a los padres y madres de alumnos "tranquilidad y confianza" sobre la seguridad en las aulas de Castilla y León, ante el último caso de acoso detectado y denunciado ante la oficina del Procurador del Común, ocurrido en el colegio Maristas de León.

"Pueden estar tranquilos y confiados en que el sistema protege al alumno y que las aulas son seguras", ha declarado el consejero ante los periodistas poco después de visitar un nuevo centro de Educación Infantil y Primaria en el municipio vallisoletano de Arroyo de la Encomienda, objeto de un "tsunami demográfico" en los últimos años.

El consejero se ha referido a los datos del último Informe PISA que sitúa a Castilla y León entre las regiones y países de la OCDE con centros educativos más seguros, aunque ha reconocido que algunos "tengan la tentación de minimizar este tipo de situaciones" con el fin de no mermar su prestigio y evitar la caída de matrículas.

Ha recordado que en Castilla y León existe un protocolo de actuación para los casos de acoso, "una verdad incómoda que incluso ha provocado suicidios, no en Castilla y León por fortuna, y puede ocasionar daños irreversibles" en los afectados.

"Queremos que aflore todos los acosos, de modo que los equipos directivos deben poner en marcha inmediatamente el protocolo para comprobar la veracidad y en su caso tomar medidas", ha resumido el consejero antes de garantizar el refuerzo de instrucciones "para no ser complacientes".

Denuncia

El Procurador del Común, Javier Amoedo, ha recordado a la administración autonómica que la autonomía de los centros educativos concertados, (de titularidad privada pero parcialmente sostenida con fondos públicos), no debe ser impedimento para la actuación de la Junta de Castilla y León en casos como el denunciado en el Colegio Marista San José, en la ciudad de León.

Un menor alumno de ese colegio sufrió un acoso crónico entre tercero de Educación Infantil y tercero de Primaria, advertido de forma muy temprana desde el segundo ciclo de Infantil, según consta en los antecedentes de la recomendación formulada desde la oficina del Procurador del Común.

"Siempre acatamos lo que diga el Procurador del Común. Sus resoluciones son ley y vamos a cumplir", ha garantizado el consejero no sin matizar antes que resultaría "muy arriesgado generalizar por un caso y decir que ahora se protege menos"

Asimismo, informó que desde la Junta estudiarán el caso con detenimiento y verán que mecanismos han fallado a la hora de evitar el caso de acoso. Rey ha concluido en este punto que cada caso "es muy grave" pero insistió en que la situación de forma global no es preocupante".

Fotos