El edificio de la Junta será ‘banco de pruebas’ de la biomasa en León y de ahí pasará a la ciudad

Planta de biomasa. / Inés Santos

La concejala de Medio Ambiente confía en que los datos de las emisiones de CO2 «se reduzcan casi al 0%» cuando se ponga en funcionamiento la planta

RUBÉN FARIÑASLeón

La biomasa será una realidad en León en el menor tiempo posible. Esta nueva forma de energía, menos contaminante que las convencionales, tratará de reducir la emisión de gases nocivos en la capital leonesa.

La concejala de Medio Ambiente ha usado datos emitidos por países nórdicos para confirmar que «la utilización de pelets reducen casi al 0% las emisiones de CO2».

El objetivo de la central de biomasa, que se instalará en el Ayuntamiento de Villaquilambre, es que, una vez que se ponga en funcionamiento como sistema de calefacción y fuente de energía, los gases de efecto invernadero que emiten los edificios públicos se vean reducidos de forma drástica.

El inicio de la instalación de este puesto se realizó para que alcanzara a edificios públicos. El primero de ellos será la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León y, según los resultados, será llevado a otros centros oficiales.

Desde el Ayuntamiento de León todavía no se conoce la fecha en la que se comenzarán las obras para instalar la red de calor, que llegará a toda la ciudad, y que permita controlar la contaminación y que esta afecte lo mínimo al cambio climático.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos