La Diputación sigue esperando a que Cs pida el cese de Juan Carlos Fernández, con el que saldría Sadat Maraña

Juan Carlos Fernández. / Inés Santos

Juan Martínez Majo asegura que a Ciudadanos «se le da bien vender todo el humo del mundo pero aún no han registrado nada» | La institución confía en tener solucionada la situación este lunes

N. BARRIO León

El registro de la Diputación de León sigue abierto en su horario normal, pero el equipo de gobierno sigue esperando mirando el reloj. Por allí se pasan «casi minuto a minuto» para saber si Ciudadanos presenta la petición de cese deJuan Carlos Fernández como diputado de la formación naranja. Pero esta, según los populares, no termina de llegar.

El presidente provincial quiere solucionar el entuerto cuanto antes. «He estado reunido con él [por Juan Carlos Fernández] y hemos quedado en poner fin a esta situación», defendía Martínez Majo, que espera hasta el lunes como último día para contar con la petición oficial.

De esta forma, Majo señaló que «en cuanto lo registren sabremos qué opina Ciudadanos, porque han vendido todo el humo del mundo pero aquí no ha llegado ningún papel, y eso que se lo hemos pedido».

Este cese se uniría al del exdiputado socialista Joaquín Llamas, abriendo el grupo de no adscritos a dos integrantes. Eso sí, con Juan Carlos Fernández en esta situación, a Majo no se le escapa que «si abandona Ciudadanos, esto tendrá otras consecuencias».

Al no haber grupo, la Diputación no podrá sostener el contrato de Sadat Maraña como personal de confianza del grupo naranja, lo que llevaría a su adiós del Palacio de los Guzmanes.

Juan Carlos Fernández y su asesor Sadat Maraña fueron detenidos y puestos en libertad en el marco de la 'Operación Enredadera', que investiga amaños de contratos públicos.

Contenido Patrocinado

Fotos