Los parques provinciales de bomberos costarán ocho millones y estarán operativos durante 2019

Ángel Calvo, durante la rueda de prensa. / Sandra Santos

El gobierno provincial aprueba parcialmente una de las 25 alegaciones presentadas por la oposición | El objetivo es que las obras comiencen en 2018 y que sean realidad en 2019

N. BARRIO León

Un paso más en el tortuoso camino del Plan Provincial de Bomberos, un proyecto que sigue encontrándose con baches en un camino que se antoja, cuanto menos, largo. El gobierno provincial presidido por Juan Martínez Majo ha admitido una de las 25 alegaciones presentadas por la oposición, y solo en parte, hecho que ha derivado en el voto en contra del PSOE y de León en Común, con la abstención de UPL y el apoyo del PP.

Más información

«No es de recibo que se inviertan siete minutos de debate en si es mejor ubicar el parque de la zona de Astorga en Riego o en Celada, o en Pola o en La Robla», lamentaba el diputado popular Ángel Calvo.

Más información

El plan contará con la contratación de 75 bomberos profesionales (la Diputación confirma que en ningún caso serán voluntarios), a los que se unirán nueve trabajadores de la casa, que serán un jefe de parque por cada uno de los seis, un jefe de servicio, un coordinador y un administrador.

Así, la insitución provincial asumirá la inversión inicial (cifrada en cerca de ocho millones), afrontando Unespa cerca de 800.000 euros anuales (el mantenimiento anual rondará los cinco millones de euros).

Sobre plazos, el diputado evitó mojarse en demasía, si bien apuntó a que «sea una realidad en 2019, si bien trabajamos para que sea antes». Cinco de los seis parques serán construidos «desde el solar», mientras que el de Villablino será una adaptación de un edificio ya existente. Las construcciones permitirán serán ampliadas en caso de que sea necesario al realizarse con módulos.

Los Ayuntamientos tendrán que encargarse del correcto mantenimiento de los accesos y sistemas de extinción, labor que «no es poca si se hace bien».

Fotos