La Diputación inyecta el 27% de sus fondos a acción social y alcanza los 400.000 euros en el 2018

Firma del convenio con cinco entidades sociales. / Vanessa Lorenzo

Juan Martínez Majo firma un convenio por algo más de 40.000 euros con Alfaem, Amidown, Feclem, la Asocaición de Sordos de Castilla y León y Alzheimer

A. CUBILLASLeón

La Diputación de León se suma a la labor «encomiable» de las entidades sociales de la provincia, al entender que es clave para mejorar la calidad de vida de los leoneses que viven en el medio rural. El último impulso, una partida de algo más de 40.000 euros a repartir entre cinco entidades con las que este lunes el presidente Juan Martínez Majo ha suscrito sendos convenios.

Concretamente, Alzheimer recibirá una partida de 20.000 euros para impulsar las unidades de respiro ubicadas en la comarca del Páramo, en Tierra de Campos, Valderas, la Montaña de Central y La Vrgen del Camino, así como el desarrollo de talleres para la atención temprana de personas en riesgo o en una fase leve.

La segunda entidad beneficiaria fue Alfaem -Asociación leonesa de familiares, amigos y enfermos mentales- con una subvención de 7.220 millones que destinará al desarrollo de talleres de sensibilización sobre los problemas de la salud mental en el medio rural, que se desarrollarán en los CEAS de Mansilla, Ribera del Órbigo en Benavides, Toreno y Villafranca del Bierzo.

Del convenio además se verán beneficiadas Amidown y la Fundación Tutelar Feclem, que impulsará sus programas para dar alas a la autonomía de personas con Síndrome de Down y de enfermos mentales, con ayudas de 2.460 euros y 5.000 euros, respectivamente.

El último beneficiario fue la Asociación de Personas Sordas de Castilla y León que contará con una subvención de 6.000 euros para la contratación de un intérprete de sordos en El Bierzo.

400.000 euros

Una muestra, según remarcó Majo, de la vocación social de la Diputación de León que dedica el 27% de sus fondos a actividad social, con un total de 30 subvenciones nominativos para mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerables del medio rural. Una ayuda que en el conjunto del 2018 se traducirá en cerca de 400.000 euros.

En este sentido, Majo recordó la línea de subvenciones destinada a entidades sin ánimo de lucro dotada con 237.000 euros a lo que se suma los 115.000 euros destinados a las ONG para desarrollar proyectos de cooperación en países en vías de desarrollo.

«Lo que se pretende desde la Diputación es aportar nuestro granito de arena. Sabemos que cualquier ayuda es siempre insuficiente para, sin duda, permitirá mejorar la calidad de vida de las personas que más ayuda necesitan», remarcó Majo, que recogió el agradecimiento de los responsables de las cinco entidades, que destacaron la sensibilidad de la institución provincial.

Contenido Patrocinado

Fotos