La Diócesis de León insta a la Junta a volver al tripartito y recuperar su aportación económica en la conservación del patrimonio eclesiástico

L El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, firma convenios de colaboración con el Obispado y la Catedral. Junto a él, el vicario episcopal de Asuntos Económicos y Sociales, Pedro Puente. / Campillo

La Diputación inyecta 300.000 euros para la reparación de iglesias y ermitas y 20.000 para los pináculos de la Catedral de León

A. CUBILLASLeón

Diputación y Diócesis de León refuerzan sus alianzas en pro de la conservación del patrimonio eclesiástico provincial. Lo hacen a través de la firma de un nuevo convenio, que se traducirá en una inyección económica de 300.000 euros, con una aportación al 50% por parte de la Diputación y del Obispado. .

De ellos, 200.000 euros irán destinados a reparación en iglesias y ermitas, 40.000 a tallas, artesonados, retablos o demás piezas artísticas que por urgencia y gravedad necesitan una intervención y los 60.000 restantes a pequeñas obras de máxima urgencia en templos o edificios parroquiales de la Diócesis de León.

Por su parte, con el Dean de la Catedral de León, Antonio Trobajo, el presidente de la Diputación de León ha firmado un convenio por un importe de 20.000 euros, que servirán para la reparación de los pináculos de la crestería del Claustro de la Catedral, en su fase cuarta. En total, en esta actuación, la Diputación invertirá 80.000 euros desde el 2015.

Anteriormente, se colaboró en la conservación de la piedra policromada de la Virgen de la Consolación, las puertas de la Virgen Blanca de la Portada del Juicio Final en el pórtico occidental, la restauración de las Cancelas de la fachada occidental o la restauración de las Pintura Mural de San Cristóbal.

«Se trata de que muchos pueblos mantengan su patrimonio, que en algunos casos casi se limita a la iglesia y es patrimonio de todos y queremos que se mantengan», remarcó Juan Martínez Majo, antes de recordar que la colaboración de la institución con las entidades religiosas de toda la provincia arroja ya un balance de 600 actuaciones conjuntas.

Petición a la Junta

Un firma que ha servido al Obispado de León para lanzar un guante a la Junta de Castilla y León, a la que han instado a recuperar su participación como hacía hasta el 2010 y que en la actualidad se limita a los inmuebles BIC o enmarcados en el Camino de Santiago.

«Nos gustaría que no fuera ya el bipartito sino el tripartito, como estaba, con la Junta, que se cayó en tiempos de crisis, sigue actuando en los que son Bien de Interés Cultural y en el Camino de Santiago pero nos gustaría que volviera el tripartito. Se asientan mejor los muebles con tres patas», comentó.

El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, firma convenios de colaboración con el Obispado y la Catedral. Junto a él, el vicario episcopal de Asuntos Económicos y Sociales, Pedro Puente.
El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, firma convenios de colaboración con el Obispado y la Catedral. Junto a él, el vicario episcopal de Asuntos Económicos y Sociales, Pedro Puente. / Campillo

En este sentido, Puente aseguró que anualmente atiende entre 12 y 15 iglesias frente a las 200 solicitudes que se reciben, declarando de «urgente» 78 inmuebles durante el 2017. «Tenemos para tiempo», señaló el responsable de la Diócesis de León, que remarcó las dificultades que presenta el patrimonio eclesiástico de la provincia.

Una inyección económica complementario con el Plan de Recuperación del Patrimonio Histórico Cultural de la provincia dotado con cinco millones y cuya convocatoria, según avanzó Martínez Majo, se resolverá en breve y que permitirá reparación de aquellos inmuebles del patrimonio cultural que tengan interés arquitectónico, arqueológico, industrial, histórico y artístico.

Contenido Patrocinado

Fotos