Diez personas fallecieron en 2016 en atropellos en la provincia, la cifra más alta de toda la Comunidad

Atropello ocurrido en León capital. /I. SantosGráfico
Atropello ocurrido en León capital. / I. Santos

Una media de 33 peatones fallecen anualmente en la Comunidad como consecuencia de los atropellos | Tres de cada cuatro víctimas se producen en vías urbanas, donde el número de siniestros se ha incrementado un 28,5% desde 2011

ICAL

Una media de 33 personas pierde la vida anualmente en Castilla y León como consecuencia de sufrir un atropello. El pasado año fueron 35 los fallecidos en los 819 accidentes de este tipo que se contabilizaron en la Comunidad, tanto en carreteras como en vías urbanas, según datos de la Dirección General de Tráfico a los que ha tenido acceso la Agencia Ical.

Mientras el número víctimas mortales por atropellos se ha reducido desde 2011 un 28,5 por ciento, pasando de 49 a 35, el número de estos accidentes con heridos se ha incrementado casi en el mismo porcentaje, ya que de los 641 se ha pasado a los 819. Además, tres de cada cuatro fallecidos se produce en siniestros en vías urbanas, donde se contabilizan más del 92 por ciento de los atropellos.

Por provincias, León se situó el pasado año tanto a la cabeza de víctimas mortales, con 10 fallecidos, como en el número de siniestros, con 210, por delante de Valladolid con 8 muertos en 138 atropellos, y de Salamanca, con cinco víctimas y 125 siniestros. Sólo Ávila, que sumó 76 atropellos, registró cero víctimas.

En Burgos perdieron la vida cuatro personas en los 142 atropellos registrados, y el mismo número de víctimas se contabilizaron en Zamora, pero en este caso en sólo 12 siniestros. En Segovia, con 44 accidentes, y en Soria, con 22, se registraron en ambos casos un fallecidos, mientras que Palencia, en 51 siniestros, perdieron la vida dos personas.

Este incremento de los atropellos se ha convertido en uno de los caballos de batalla de los ayuntamientos de las principales ciudades de la Comunidad. En el caso del Consistorio de León, al incremento de las campañas de concienciación se han sumado otras medidas como la instalación de postes luminosos en pasos de peatones o la colocación en determinados semáforos de relojes que avisan al peatón del tiempo del que dispone para cruzar.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, aseguró que además de medidas técnicas, de mejorar la señalización y la visibilidad, lo fundamental para reducir este tipo de siniestros es la concienciación de conductores y de peatones, “que no podemos olvidar que, aunque menor medida, también son los culpables de este tipo de siniestro.

Además, también resaltó que el Consistorio, a través de la Policía Local y con la colaboración de voluntarios de Protección Civil, está llevando a cabo en todos los centros educativos la campaña 'Camino seguro al colegio' con el fin de inculcar entre los más pequeños hábitos de seguridad vial.

Salguero también afirmó que aunque en lo que va de año no se ha registrado ninguna víctima mortal en León, “siempre debemos estar vigilantes y con el objetivo claro de avanzar hasta el objetivo de cero víctimas.

Contenido Patrocinado

Fotos