Los deudores concursados aumentan un 20% en la provincia de León

Escaparate de un comercio leonés./
Escaparate de un comercio leonés.

Este dato contrasta con el obtenido en el conjunto del país, que experimentó una bajada de un 12,4 por ciento y en Castilla y León, donde el descenso fue del 1,85%

ICAL

Castilla y León contabilizó 53 deudores concursados durante el tercer trimestre del año, lo que supuso una disminución de un 1,85 por ciento respecto al mismo periodo de 2016, cuando se registraron 54. Este dato contrasta con el obtenido en el conjunto del país, que experimentó una bajada de un 12,4 por ciento, al situarse en 975, según los datos provisionales recogidos en la Estadística del Procedimiento Concursal, publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cataluña, con 198, y Madrid, con 155, fueron las comunidades con más deudores concursados en el tercer trimestre de 2017, junto a la Comunidad Valenciana (138) y Andalucía (106). En siete autonomías se registraron aumentos en el volumen de deudores concursados, con Asturias a la cabeza (70 por ciento más), segiuda deExtremadura (62,5 por ciento) y País Vasco (35,2 por ciento). Por el contrario, los mayores descensos se reflejaron en Cantabria (-56,25 por ciento), seguida de Navarra (-33,3 por cien to) y Canarias (-32 por ciento).

Por provincias, los deudores concursados sufrieron notables cambios en Ávila, donde pasaron de 4 a ninguno; en Burgos, donde se redujeron a la mitad, al pasar de 14 a 7; en Palencia, donde se redujeron de 9 a 5; y en Salamanca, donde pasaron de 14 a 9. Por el contrario, se dispararon en Vallaodlid, al pasar de 4 a 13; en Zamora, de 1 a 6; y en Segovia, de 1 a 5. Asimismo, se mantuvieron en cifras similares en León (de 5 a 6) y no registró ningún cambio en la provincia de Soria (con 2).

En función del tipo de concurso, la práctica totalidad fueron voluntarios, en concreto 48, frente a 5 necesarios. Mientras, 5 se resolvieron mediante procedimiento ordinario y los otros 48 a través del abreviado. De los 53 deudores concursados, 8 eran personas físicas sin actividad empresarial, mientras que los restantes eran empresas (33 sociedades limitadas, siete sociedades anónimas y tres personas físicas).

En cuanto a la actividad económica principal de empresas concursadas en Castilla y León, 8 se dedicaban a la construcción y promoción inmobiliaria, 5 al comercio al por mayor y 4 al comercio al por menor y vehículos.

Por lo que respecta al número de trabajadores en nómina, las empresas más afectadas por estos procedimientos fueron las compañías con entre uno y dos empleados, con 11 casos.

Fotos