Detenido en León por robar tarjetas bancarias en Asturias, Galicia y Cantabria

Detenido en León por robar tarjetas bancarias en Asturias, Galicia y Cantabria

Al arrestado, de 53 años, se le imputan 42 delitos perpetrados, por los que habría obtenido un beneficio de diez mil euros

EFE

La Guardia Civil ha detenido en León a un hombre de 53 años como presunto autor de numerosos hurtos de tarjetas bancarias en Galicia, Asturias y Cantabria que utilizaba después para estafar a sus propietarios haciéndose pasar por un empleado de la entidad financiera de la que eran clientes.

Según informó el Instituto Armado, el detenido accedía a organismos públicos como hospitales, colegios o ayuntamientos y se hacía pasar por representante de una editorial o perfiles similares para sustraer bolsos o carteras, normalmente de despachos. Después, y desde otra localidad, llamaba a los titulares de las tarjetas bancarias y, tras indagar sobre los mismos, identificándose como trabajador de su sucursal bancaria habitual e informándole de un intento fraudulento de compra con las mismas.

En muchos casos los perjudicados comprobaban durante la llamada la sustracción de sus efectos, confusión que aprovechaba el detenido para solicitar el número secreto de las tarjetas hurtadas con la supuesta finalidad de su anulación.

Dicho número era utilizado después para realizar después varios reintegros en diversos cajeros por el detenido, que tomaba abundantes medidas de seguridad como realizar las llamadas a sus víctimas desde cabinas públicas situadas en localidades alejadas y sacar el dinero de cajeros sin cámaras de seguridad.

Las investigaciones iniciadas por la Guardia Civil de Pravia el pasado mes de febrero tras producirse varios delitos de este tipo en la comarca occidental de Asturias permitieron identificar al presunto autor de los hechos, que tenía antecedentes por delitos similares cometidos en la década de los años noventa.

Al detenido, que tras su arresto en León ha pasado a disposición judicial en Cangas del Narcea, se le imputan 42 delitos perpetrados en Lugo, Orense, A Coruña, Asturias y Cantabria desde octubre de 2016 hasta septiembre de 2017 de los cuales habría obtenido un beneficio económico de diez mil euros.

Fotos