el cuento de cada año

Los escolares vuelven a las aulas entre ilusión, nervios y algún que otro llanto fugaz

Uno de los pequeños que vuelve el lunes al 'cole'. / Sandra Santos
RUBÉN FARIÑASLeón

Érase una vez una mañana cualquiera. Te levantas, te vistes y, cuando piensas que tu destino va a ser el parque o la casa de los abuelos, acabas en el colegio.

Es tu primer día, la primera vez, que nunca es fácil, y que año tras año deja auténticos ‘dramas’ a la puerta de los centros escolares.

Las puertas del aula se abren, al otro lado espera la profesora. Los más valientes no dudan en entrar y buscar su sitio; pero otros lo tienen más complicados.

Vuelta al cole en León

Los gritos, los lloros y las pataletas están a la orden del día en esta primera jornada lectiva donde los alumnos leoneses de Educación Infantil y Primaria iniciaban el curso.

«Es más difícil para nosotros que para ellos, pero es por su futuro», aseguran algunas madres y padres casi tan compungidos como sus hijos. Sergio no quiere entrar, David busca la puerta para salir de clase, Jorge se desespera buscando a su familia.

Las niñas mejor que los niños

Será casualidad, o no, pero las niñas suelen poner la calma en esta situación. Martina no tiene problemas en volver. Laura se sienta en una silla y comienza a jugar. Mientras, Claudia se mete en la casita y empieza a revolver todos los utensilios que allí ve.

La profesora y los compañeros de ayuda de este primer día reconocen que «todos los años es igual, pero no queda otra». Con tranquilidad, delicadeza y mucho cariño consiguen que poco a poco los más desconsolados encuentren consuelo.

Pocos metros más adelante, las clases de cursos superiores. Allí el problema es menor y los abrazos se reparten por segundos cuando los compañeros se reencuentran. «Quería volver a ver a mis amigos y jugar con ellos», afirma Sergio con sus cinco años. Sin embargo, Rebeca no tenía muchas ganas de volver porque «quiero seguir de vacaciones e ir a la playa», reconoce.

Es el primer día y apenas dura un par de horas. El cole ha comenzado y por delante un año donde los lloros se convertirán en sonrisas y la nueva familia serán los compañeros para disfrutar de un año de aprendizaje, ilusión y nuevas experiencias.

Datos en la provincia

Un total de 60.835 alumnos – seis más que el pasado curso- afrontarán su vuelta a las aulas en la provincia, frente a los que habrá 4.572 docentes dispuestos a que los niños y jóvenes salgan de clase con mayor formación a todos los niveles.

Como novedades para este curso, el IES Obispo Argüelles de Villablino incorporará un nuevo ciclo de fp básica en informática de oficina y el CEIP Tecnológico Industrial de León capital el grado superior en Centrales eléctricas. Por contra, tres centros de la provincia (los de Lillo del Bierzo, Susañe del Sil y Santa María de la Isla) echan el cierre, al tiempo que se abren dos unidades educativas en Los Adiles y Villacedré).

Temas

Ies, León

Contenido Patrocinado

Fotos