Los cuatro foto-rojos de León contarán con un descontador de segundos para avisar al conductor

Imagen del descontador de segundos que se implantarán a partir de diciembre./
Imagen del descontador de segundos que se implantarán a partir de diciembre.

El sistema de aviso se colocará junto a los semáforos e indicará cuántos segundos restan para que se ponga rojo

N. BRANDÓNLeón

León sigue avanzando en la implantación de nuevos sistemas de seguridad vial. Los cuatro foto-rojos de la ciudad serán el próximo punto de actuación donde se instalará un nuevo sistema de aviso. En concreto, se trata de un segundero que se colocará junto a los semáforos e indicará cuántos segundos restan para que el color verde pase a rojo. Según explica Fernando Salguero, concejal de Seguridad y Movilidad, lo que se pretende es «informar al conductor para que, si no le vale con el ambar, disponga también del descontador para que se respete el rojo».

Los descontadores de tiempo serán colocados en todos los semáforos con foto-rojo de la capital leonesa, que en la actualidad se encuentran en Padre Isla, Mariano Andrés, Alcalde Miguel Castaño y Doctor Fleming. En total cuatro descontadores de segundos que en principio irán unidos a estos foto-rojos, que «si por siniestralidad u otras causas relacionadas con la seguridad vial, se cambiaran de ubicación los foto-rojo, con ese cambio también irían los descontadores», tal y como indica Salguero, que además señala que el plan pasa porque los descontadores lleguen a más semáforos de la ciudad sin necesidad de que haya foto-rojo.

Más información

El objetivo de la medida, además del de aumentar la seguridad del peatón, es no multar. La llegada de este método de prevención coincide con el nuevo contrato del control de tráfico, que se firmará el próximo 1 de diciembre, momento a partir del que se podría instalar este sistema ya habitual en ciudades de toda Europa.

Un método de prevención que se une a las últimas actuaciones puestas en marcha por el Ayuntamiento de León en cuestión de seguridad vial, como los pasos de peatones con luces led, los controles de cinturón de seguridad o la ampliación de zonas 30, con vistas a mejorar los datos de siniestraliedad que el año pasado dejaron cinco fallecidos, cifra que en lo que va de 2017 se ha conseguido reducir a cero muertes por atropellos en la capital.

Fotos