IU critica que más de la mitad de los recortes de profesorado en Castilla y León afectarán a la provincia

IES Lancia, en León./
IES Lancia, en León.

La formación acusa al consejero de Educación de usar criterios económicos en lugar de pedagógicos para asignar plazas

LEONOTICIAS

La federación provincial de Izquierda Unida (IU) en León denunció hoy que más de la mitad de los recortes en profesorado que se prevén llevar a cabo en Castilla y León de cara al próximo curso escolar tendrán lugar en la provincia leonesa. Según la formación, del total de 88 plazas para docentes que la Junta prevé suprimir en la Comunidad, León suma 48 profesores y 18 unidades escolares que sufrirán estos recortes.

Al respecto, IU acusó al consejero de Educación, Fernando Rey, de tener en cuenta criterios económicos, en lugar de pedagógicos, a la hora de asignar el profesorado. «Cada vez que se cierra la escuela, se muere un pueblo», recordó la coordinadora provincial, Eloína Terrón, que criticó que Rey «recorta en la educación pública en la provincia de León hasta límites extremos». «Parece más bien un gestor del negocio privado que un representante de lo público», afirmó.

En esa línea, Terrón lamentó que Castilla y León sea «una de las regiones que más gasta en educación concertada» y que la financiación pública de este modelo educativo haya aumentando en la Comunidad un 16,7 por ciento en el pasado año, desde los 228,5 millones invertidos en 2016 a los 266,8 millones de 2017.

En el mismo sentido, denunció que «la excusa de falta de alumnado» que se utiliza para recortar profesorado en zonas rurales no se aplica a la hora de «mantener plantillas y recursos para el negocio privado del Bachillerato Internacional en el IES Lancia con sólo cinco alumnos», lo que a su juicios se enmarca en una «apuesta por la privatización» del Gobierno autonómico.

Por contra, IU reclamó la puesta en marcha de medidas como la reducción del número de alumnos por aula, el refuerzo de la optatividad en los centros educativos, la potenciación de la atención a la diversidad o la especial atención a la escuela rural. Para la puesta en práctica de estas medidas, la formación exigió una mayor dotación para los equipos de orientación educativa de los centros, así como un incremento del profesorado técnico de servicios a la comunidad, de pedagogos terapéuticos y logopedas y de mediadores interculturales y educadoras sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos