La crisis de la carta y el recorte de financiación ‘devora’ en una década el 35% la plantilla de Correos en León

Oficina central de Correos en León capital. / S. Santos

En el medio rural, 170 carteros se ven obligados a recorrer cada día 12.000 kilómetros cada día | CCOO aboga por convertir Correos en un gran operador de envío, con la internacionalización y la paquetería por bandera

A. CUBILLASLeón

Los carteros se quedan sin cartas. Es la consecuencia directa del nuevo modelo de comunicación de la sociedad por el uso de Internet que ha provocado que la carta tradicional pierda terreno frente a los medios online. Una realidad que en cifras se traduce en la pérdida de un tercio de la plantilla de Correos en la provincia de León en la última década.

Así, en 2007, el operador contaba con 823 trabajadores. Diez años después, la plantilla se sitúa en los 530, lo que representa una reducción superior al 35%. De ellos, 210 son funcionarios y el restante (320) personal laboral, que a su vez se divide en 235 fijos y 85 eventuales.

A ello se suman, los trabajadores eventuales y a tiempo parcial, que se incorporaron a la plantilla el pasado mes de septiembre con la aplicación de la nueva Ley de Contratos del Sector Pública. Son los conocidos como ‘minijobs’, que en la provincia leonesa representan 63 trabajadores que tienen contratos de tarde, de los que 29 trabajan todos los día de la semana –de lunes a viernes- y 34 dos días a la semana –martes y jueves-.

La plantilla de Correos ha pasado de los 823 en 2007 a los actuales 530; en el medio rural, en 2007 había 242 carteros rurales frente a los 180 actuales

En cuanto a la tarea desempeñada, de los 530 trabajadores que conforman la plantilla en Correos en León, 375 son de reparto, 265 en moto y 110 a pie, y de ellos 195 trabajan en núcleos urbanos y 180 en el medio rural, de los 170 viajan en automóvil y 10 a pie.

12.000 kilómetros

Sin embargo, los más afectados son los carteros rurales. Aunque la reducción de la plantilla en la última década se contuvo hasta el 21% -al pasar de 242 profesionales a los 180 actuales-, los profesionales se ven obligados a recorrer 12.000 kilómetros al día, lo que representan una media de más de 70 kilómetros.

Asimismo, el pasado 27 de febrero Correos suprimió la unidad de reparto de El Crucero, limitándose en la actualidad la capital a cuatro –Palomera, Corte Inglés, Reyes Leoneses y Doctor Fleming-.

De los 530 profesionales de Correos, 375 son carteros de reparto, 265 en moto y 110 a pie, y de ellos 195 trabajan en núcleos urbanos

Una situación que, sin embargo, no es consecuencia únicamente de la crisis de la carta. Desde la sección sindical de CCOO lo achacan también a la reducción de la financiación estatal, que sólo en un año ha sido de un 30%, pasando de los 180 millones de euros en 2016 a los 120 del 2017, lo “que repercute directamente en el déficit del servicio”.

Gran operador de envío

De ahí que no se descarte que se retomen las movilizaciones con el objetivo de recuperar la financiación permitida “para garantizar un servicio en todo el territorio, con independencia del lugar donde residas. Más aun teniendo en cuenta en una provincia como la de León con un extenso medio rural”, según señala Fermín García del Riego, responsable de CCOO en Correos León.

A su juicio, es necesario que se apruebe el Plan Estratégico que Hacienda mantiene paralizado desde hace más de medio año y que Correos se convierta en un gran operador logístico de envío, apostando por el envío de paquetería y dándole un impulso a la internacionalización, “porque los envíos de correspondencia tiene los días contados”, remarcó Del Riego, que incidió en que el futuro del servicio pasa por la diversificación.

Un 98% de calidad

Por su parte, desde Correos reconocen la reducción de los carteros rurales como consecuencia de que la densidad de población cada vez es menor, teniendo en cuenta que en cinco años el medio rural ha perdido 26.000 personas.

En León el 98% del correo ordinario se entrega en un plazo máximo de tres días desde origen a destino, por encima de la media nacional -96%-.

Ante ello, Correos realiza continuamente estudios para adaptar el reparto de las unidades y las rutas de los carteros a las necesidades de los ciudadanos y el volumen de los envíos.

“Esto nos garantiza que podamos seguir repartiendo todos nuestros envíos con una forma equilibrada de trabajo y que todas las viviendas reciban sus cartas y paquetes con la máxima eficiencia y calidad”.

Es más, según descartan, el ente regulador exige a Correos que entregue el 96% del correo ordinario en un plazo máximo de tres días desde origen a destino, un porcentaje que en León supera el 98%.

Temas

Cc Oo, León

Contenido Patrocinado

Fotos