Las constructoras leonesas resucitan el mercado de los pisos con un aumento del 30% de los visados

La construcción repunta en León. /Gráfico
La construcción repunta en León.

La ‘fiebre’ edificatoria deja un crecimiento superior al 22% durante el primer semestre en el conjunto de la Comunidad, con crecimientos de hasta del 119% en Burgos

J.A.

Las empresas constructoras vuelven a ver negocio en la edificación residencial en bloque. Los promotores, que abandonaron durante la crisis el mercado de los pisos y replegaron su actividad hacia la vivienda unifamiliar, están comenzando a invertir en nuevas obras en las ciudades de Castilla y León, lo que permite al sector encarrilar la recuperación, que se había visto rezagada hasta ahora pese a que la economía mantenía su ritmo de crecimiento.

Otro signo de los nuevos tiempos que vive la construcción de viviendas en la Comunidad es que ha logrado acabar con el diferencial que mantiene desde hace años con el resto del país. El sector, que había presentado un menor dinamismo, creció en el primer semestre un 22,2%, cinco décimas menos que la media nacional, un ‘tirón’ no visto en Castilla y León en los últimos ejercicios.

De hecho, entre enero y junio, se contabilizaron 1.734 visados de dirección de obra para nuevas viviendas en la autonomía de los que 213 fue en la provincia de León , según los datos recabados por el Ministerio de Fomento, la cifra más alta de un primer semestre desde 2012, hace un lustro, aunque muy inferior al periodo previo a la crisis económica, cuando en la Comunidad se llegaron a construir casi 4.000 viviendas al mes.

De hecho, las empresas promotoras han visto recortada su actividad un 92,6 por ciento desde hace una década, cuando este sector alcanzó su pico en plena ‘burbuja inmobiliaria’ con 23.686 visados en el primer semestre. Desde entonces, el sector transitó por un largo camino de acoplamiento a la demanda hasta alcanzar su mínimo histórico, con un millar de viviendas, en 2013, ejercicio que marcó también un punto de inflexión y dio paso a una nueva etapa de despegue.

El nuevo ciclo expansivo del ‘ladrillo’, que algunos consideran el inicio de una nueva ‘burbuja’ de la construcción se abre paso en la Comunidad. El presidente de la Confederación Castellano-Leonesa de la Construcción (CCLC), Javier Vega, destacó a Ical la “cautela” y “sensatez” con la que los empresarios están iniciando nuevas promociones. “Esperemos que 2017 sea el año de la definitiva recuperación”, dijo y destacó que se han creado ya 3.500 empleos, lo que a su juicio demuestra el “tirón” de la edificación.

“Es absolutamente imprescindible la colaboración de todos los agentes y la implicación de las administraciones públicas y entidades financieras, lo que provocaría, con toda seguridad, una gran aceleración en la recuperación del sector”, apostilló Javier Vega, quien también demandó una apuesta por la obra pública. n

Tantos pisos como casas

Los promotores de Castilla y León construyen ya tantos pisos como casas, mientras en el país se están levantando tres veces más de bloques -30.824- que casas individuales, con un total de 40.986 visados, frente a los 33.320 del mismo periodo de 2016.

De hecho, en Castilla y León se solicitaron visados para 875 proyectos de casas unifamiliares y 859 para pisos. Los primeros aumentaron un 2,9 por ciento, mientras que los segundos se incrementaron un 51,2 por ciento. Esta tendencia, que se mantiene desde hace años, se corrige ahora. Sin embargo, el aumento de la actividad del sector en España está sustentado por el mayor número de pisos que se están construyendo.

Además, en provincias como Ávila y Zamora tan solo se contabilizan cuatro y once proyectos de viviendas en bloque. En el lado opuesto se sitúa Burgos, con 397 pisos, frente a 122 casas, y Valladolid, con 165 pisos, frente a 104 viviendas unifamiliares. De la misma forma, las obras de rehabilitación o ampliación siguen sin crecer en la Comunidad, con tan solo 601 visados en la Comunidad.

Provincias

Dos provincias de la Comunidad registraron incrementos muy notables en la construcción de viviendas, que superaron la media del país. En concreto, los visados para nuevas casas aumentaron un 119,9 por ciento en Burgos, con un total de 519. Le siguió Palencia, con un 68,97 por ciento y 98 viviendas; Zamora, con un 47,27 por ciento y 81; Segovia, con un 33,3 por ciento y 184; León, con un 30,6 por ciento y 213, y Salamanca, con un 8,19 por ciento y 185.

Por el contrario, descendieron un 49,7 por ciento en Soria, con 88 viviendas, seguida por Valladolid, con un 14,6 por ciento menos y 269; y Ávila, con un 9,35 por ciento menos y 97 visados.

Fotos