Los Consejos Consultivos de Castilla y León y Andalucía piden una legistación «efectiva, pero contenida»

Los presidentes de ambos Consultivos, Juan Cano y Mario Amilivia mantienen una reunión en la que intercambiar experiencias y recomendaciones

I. SANTOSLeón

El Consejo Consultivo de Castilla y León y el de Andalucía comparten experiencias de los diferentes trabajos del mismo órgano en dos comunidades autónomas muy diferentes, pero con algunos puntos en común. Una visita pedagógica a la cuna del Parlamentarismo en la que ambos órganos han aprovechado para aprender y seguir compartiendo experiencias y seguir luchando por los ciudadanos a los que representan.

Juan Cano, presidente del Consultivo andaluz, ha insistido en la necesidad de aprender y compartir sabiduría, sobre todo en materia contractual, donde en Castilla y León se cuenta con la experiencia del Tribunal de Contratación. «Tenemos mucho que aprender», ha explicado Juan Cano, «aunque nosotros tenemos menores competencias» en materia contractual.

Por su parte, Mario Amilivia recordó la importancia que tiene ampliar el número de miembros del Consejo Consultivo en Castilla y León. «Debemos avanzar en la linea de que el órgano sea colegiado y con tres miembros esta necesidad se predica con mucha dificultad», ha lamentado Amilivia.En su intervención también ha recordado la necesidad de modificar la composición del Tribunal, para que no sea una plantilla idéntica a la que tiene el Consejo.

Mario Amilivia reconoció que a pesar de las diferencias con la Comunidad Andaluza tienen en ella un reflejo en ciertos aspecto, como los dictámenes de modificación de planes de ordenación urbana, que son de carácter vinculante. «Los supuestos de dictámenes son similares y la única diferencia es que en Andalucía es vinculante y aquí se quito ese carácter y es preceptivo», lamento Amilivia.

Los presidentes aprovecharon el momento para pedir una legislación efectiva, pero contenida para que «esta producción normativa y compulsiva que tienen los parlamentos sea funcional a los ciudadanos y no sea una intromisión en su vida», finalizó Juan Cano.

Contenido Patrocinado

Fotos