El consejero de Educación espera que haya una EBAU «única y no una subasta del pescado»

Alumnos realizando la EBAU.

Fernando Rey no participará en la manifestación de los estudiantes en Valladolid pero se alegra de una movilización «sobre algo que es justo y que vengo reclamando»

RUBÉN FARIÑASLeón

Respaldo total, por parte del consejero de Educación, a la manifestación que recorrerá las calles de Valladolid para exigir una Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad que sea igualitaria en todas las comunidades autónomas.

Fernando Rey no asistirá a la concentración «porque los alumnos me han pedido que no se politice» pero se alegra de que hayan sido capaces de moverse y generar una protesta «sobre algo que consideran justo y vengo reclamando desde hace meses».

Gracias a esta movilización, el responsable de Educación en Castilla y León no se siente «solo» y espera que sea un éxito «y podamos tener una EBAU única en España».

A pesar de ello, Rey considera que la prueba de 2018, que no será única y tendrá 17 diferentes, tal y como está configurada ahora «es una prueba razonable porque es seria».

«No puede ser la subasta del pescado»

El consejero no quiere que Castilla y León se asemeje a las comunidades que piden menos, sino que quiere que las comunidades menos exigentes se asemejen a su comunidad. «Estamos pidiendo en España una educación de calidad y elevar el nivel, y Castilla y León tiene gran nivel».

Por todo ello, se ha mostrado satisfecho con la EBAU que se les presentará a sus alumnos, una prueba «seria, digna y razonable» que no la convierte en la «subasta del pescado». Por ello, les estarán haciendo un favor a los que la sufren al exigir «cierto nivel, pero no de forma desproporcionada con respecto al resto».

Ahora pide un equilibrio entre una Evaluación «seria y razonable y con sentido común pero que no sea desproporcionada» y esas cualidades las recogen los exámenes de este 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos