La Confederación Hidrográfica del Duero comenzará la próxima semana las reuniones de las juntas de explotación

La Confederación Hidrográfica del Duero comenzará la próxima semana las reuniones de las juntas de explotación

La CHD concretará a los regantes la dotación de agua por hectárea de cara a la inminente campaña, para que decidan la siembra de cultivos según los recursos hídricos disponibles

LEONOTICIAS León

La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), celebrará a partir de la próxima semana las reuniones de las juntas de explotación, con las primeras citas en las zonas del Águeda, Tormes y Arlanzón.

Este calendario se prolongará hasta primeros de abril para abordar con los representantes de los usuarios cuestiones sobre la inminente campaña de riego y la disponibilidad de agua. En los encuentros, el organismo de cuenca informará a los asistentes sobre las dotaciones previstas para el riego por hectárea según los sistemas durante la campaña.

Así, tras el notable aumento de entradas en los embalses acaecido en los diez últimos días gracias a las lluvias, los regantes dispondrán de datos concretos sobre el agua existente, con el fin de decidir los cultivos de regadío que van a sembrar esta campaña.

Las doce juntas están compuestas por un total de 166 vocales representantes de los usuarios -municipios que reciben abastecimiento, comunidades de regantes y titulares de aprovechamientos hidroeléctricos-, y suelen convocarse dos o tres veces al año. La anterior edición tuvo lugar entre noviembre y diciembre de 2017.

Margen de mejora según las lluvias de primavera A pesar del incremento de las reservas desde finales de febrero, que ha crecido ocho puntos hasta alcanzar los 1.400 hectómetros cúbicos (48% de su capacidad) en los dieciocho embalses del Estado, es preciso reiterar que estas cifras siguen por debajo de las del año pasado (57%), y son muy inferiores a la media de la última década, fijada en el 69%. No obstante, aún hay margen de mejora en función de las lluvias de la primavera.

Por este motivo, va a seguir vigente el sistema de dotaciones por hectárea implantado la pasada campaña, que consigue un reparto homogéneo y equitativo entre usuarios de una misma zona, y favorece la autogestión del agua asignada a los titulares de las explotaciones.

La previsión es que en todos los sistemas haya menor volumen de agua disponible que en una campaña normal, y que la de 2018 resulte similar a la del año pasado, aunque un sistema, el Pisuerga-Bajo Duero, posee menores reservas a fecha actual, y hay variaciones sustanciales entre ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos