Ciudadanos vive un momento 'dulce' en la provincia e incrementa sus afiliados un 30%

Concejales leoneses de Ciudadanos junto a Inés Arrimadas./
Concejales leoneses de Ciudadanos junto a Inés Arrimadas.

La formación naranja suma 250 afiliados en la capital y mantiene una situación «al alza» tras la victoria del partido en las Elecciones de Cataluña

LEONOTICIAS | ICAL

Ciudadanos vive un momento ‘dulce’ en Castilla y León y en España, después de su victoria en Cataluña y con la expectativa de voto que reflejan las encuestas. La formación naranja registra ese efecto en la Comunidad, con un aumento de militantes en los últimos meses en sus filas y una mayor implantación territorial con la que trata de paliar su menor presencia, hasta ahora, en las provincias, en especial en el mundo rural.

En León, la formación naranja ha incrementado sus afiliados un 30% y ello le ha permitido llegar a los 250 solo en la capital leonesa. Por ello, según las últimas encuestas, Ciudadanos lograría un escaño en el Congreso por la provincia.

Es cierto que la militancia ha crecido después del triunfo de Inés Arrimadas en los comicios catalanes del pasado 21 de diciembre y que se ha detectado «un interés» de más personas que se acercan a este partido explica el secretario autonómico de Comunicación, Pablo Yáñez, que ve «un nerviosismo electoralista» en el Partido Popular ante el auge la fuerza que lidera Albert Rivera.

El crecimiento de militantes de Ciudadanos en Castilla y León, igual que a nivel nacional, está en el entorno del 10 por ciento señala Yánez, aunque precisa que éste fenómeno se detecta ya en verano pero reconoce que es, tras las elecciones en Cataluña, cuando se hace más constante, si bien considera que no es coyuntural por el resultado obtenido en esa comunidad autónoma.

Aunque no tienen actualizado el censo, explica que un 80 por ciento de las personas que se afilia a Ciudadanos no procede de otros partidos políticos y añade que no han detectado un movimiento de militantes o cargos de las dos formaciones mayoritarias de la Comunidad, Partido Popular y PSOE, hacia su partido, aunque no descarta que ese hecho se pueda producir cuando las elecciones locales y autonómicas estén más próximas.

Pablo Yáñez se muestra prudente ante las encuestas conocidas en estos días, que sitúan a su partido primero en expectativa de voto por parte de los españoles. «Las encuestas son una foto fija», indica, aunque reconoce que marcan una tendencia y valora que Ciudadanos es el único partido que crece y no se queda estancado. «Se ha visto en el resultado de Cataluña que se puede ganar en España», argumenta.

En este momento, subraya que tienen un año para «arrastrar» esa expectativa hacia las elecciones en ayuntamientos y comunidades autónomas de 2019, por lo que centra en ello el trabajo en estos meses hasta la cita del próximo año, junto a la implantación territorial, donde destaca que han pasado de nueve a 30 agrupaciones, con una mayor presencia en municipios intermedios.

Según los datos facilitados por Ciudadanos, en Ávila, Burgos, León, Salamanca y Valladolid tienen cinco agrupaciones en cada una de esas provincias, junto a las capitales hay sedes en municipios intermedios y de más de 20.000 habitantes. En Zamora son dos, y en Palencia, Segovia y Soria únicamente una en las capitales. Aranda de Duero, Miranda de Ebro, San Andrés del Rabanedo, Bierzo-Laciana, Ciudad Rodrigo, Santa Marta, Arroyo de la Encomienda, Laguna de Duero, Medina del Campo, Benavente, Arévalo o Tiétar también están en el mapa naranja.

Cumplir los acuerdos

El dirigente de Ciudadanos niega que exista una estrategia nacional para separarse del Partido Popular y añade que está en la mano de los ‘populares’ con el cumplimiento de los acuerdos firmados, pero también advierte de que cuando no es así tiene «una consecuencia», donde se refiere a que los Presupuestos Generales del Estado están «congelados» por incumplir con la separación de sus cargos de imputados por corrupción.

También, incide en el «nerviosismo electoral» del Partido Popular, donde mira a que este partido vaya a adelantar el nombre de sus candidatos e incluso se refiere a que la formación dejará sólo a Ciudadanos en las Cortes cuando se votó su propuesta en contra del cálculo del cupo vasco, cuando recuerda que tanto Juan Vicente Herrera como Pilar del Olmo lo han rechazado.

«Les cuesta cumplir», subraya el dirigente de Ciudadanos, que añade que «todos los días» se les dice lo que está pendiente, como la reforma de la ley Electoral de Castilla y León, cuya tramitación, a instancia de su partido, el PP se comprometió a agilizar y fue uno de los puntos en el pacto para la aprobación de los presupuestos de este año. «Lo tiene que desbloquear», advierte, aunque cree que ni «Mañueco ni Juan Vicente Herrera quieren una nueva ley», donde incluye también al PSOE para mantener el bipartidismo.

Contenido Patrocinado

Fotos