Cinco años de cárcel para los dos hermanos que dispararon sobre una vivienda en el barrio de La Inmaculada

Imagen de la vivienda sobre la que se realizaron los disparos./
Imagen de la vivienda sobre la que se realizaron los disparos.

La sentencia de la Audiencia Provincial de León les considera responsables de un delito de homicidio en grado de tentativa

LEONOTICIASLeón

La Audiencia Provincial de León ha acordado condenar a Rubén P.H. y Borja P.H. a cinco años de prisión después de que ambos participaran en el tiroteo de una vivienda el día 8 de octubre de 2014 en el barrio de La Inmaculada de León capital. Ambos son condenados por un delito de homicidio en grado de tentativa según la sentencia dada a conocer este viernes.

Tal y como recoje la sentencia los dos hermanos, de común acuerdo, portando cada uno de ellos, sin la correspondiente licencia ni guía de pertenencia, un arma corta del tipo pistola o revolver se situaron frente al domicilio en el que residía Joaquín U.F. con el fin de acabar con su vida.

El relato probado de la Audiencia afirma que los hermanos se posicionaron ante la ventana de la que creían era el dormitorio de Joaquín, al tiempo de proferir ambos frases como «te vamos a volar la tapa de los sesos, te vamos a matar».

Al menos cinco disparos

Entonces efectuaron al menos cinco disparos dirigidos a dicha ventana de la habitación de Joaquín que tenía las persianas bajadas con la finalidad de causarle la muerte, impactando tres proyectiles en la fachada muy próximos a dicha ventana.

Tales disparos y amenazas fueron oídos por la madre de Joaquín, Isabel F.L., quien se dirigió a los acusados para que cesaran en los disparos, momento en el cual Joaquín subió la persiana y se asomó a la ventana lo que fue aprovechado por Rubén para, al tenerle a la vista, proceder a realizar un nuevo disparo, que no llegó a alcanzarle.

Seguidamente Rubén y Borja abandonaron el lugar y se dirigieron a sus domicilios. Del estudio balístico de los proyectiles recogidos por la Policía

Científica (una bala blindada, dos balas de plomo y dos residuos de plomo) se concluyen que se emplearon dos armas de diferente calibre, una del 38 especial y otra 9 mm parabelum.

Detenidos y condenados

Los procesados fueron posteriormente detenidos en sus domicilios donde pese a procederse a su entrada y registro no se localizaron las armas con las que habían disparado.

Sometidos ambos voluntariamente a la toma de muestras para el Kit de disparo, Borja P.H. dio positivo a residuos de disparo en la mano derecha y en el bolso del pantalón.

Por todo ello la Audiencia considera que el ánimo de matar de ambos intervinientes está suficientemente acreditado y se procede a condenar a Borja P.H. como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa a la pena de cinco años de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena, y nueve años de prohibición de comunicación por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito verbal o visual ni de aproximación a menos de 300 metros de Joaquín U. a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por él, y al abono de los 2/5 de las costas procesales.

Igualmente se condena a Rubén P.H. como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa a la pena de cinco años de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena, y nueve años de prohibición de comunicación por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito verbal o visual ni de aproximación a menos de 300 metros de Joaquín U., a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por él, y al abono de los 2/5 de las costas procesales.

Fotos