La cifra de deudores concursados en León se mantiene estable en 2017 frente a la caída del 9% en la Comunidad

La cifra de deudores concursados en León se mantiene estable en 2017 frente a la caída del 9% en la Comunidad

Tanto 2016 como 2017 se cierra en la provincia con 30 deudores, por los 240 del cómputo general de Castilla y León

ICAL

Castilla y León contabilizó 240 deudores concursados en 2017, lo que supuso una disminución de un nueve por ciento respecto al año anterior, cuando se registraron 264, dato que contrasta con la 'estabilidad' de la provincia de León, en la que se mantuvieron los 30 deudores en 2017 que ya se contabilizaban en 2016.

En el conjunto del país se experimentó una bajada, aunque más moderada que en la Comunidad, de un 2,3 por ciento, al situarse en 5.131 deudores, según los datos provisionales recogidos en la Estadística del Procedimiento Concursal, publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cataluña, con 1.131, Madrid, con 847, y Comunidad Valenciana, con 747, concentraron más de la mitad de los deudores concursados, en un listado en el que Castilla y León registró el séptimo dato más alto.

Por provincias, los deudores concursados sufrieron notables cambios en Ávila, donde pasaron de 17 a seis, con un 64,7 por ciento menos; en Salamanca, donde lo hicieron de 57 a 31, con un 45,6 por ciento; y en Soria, con un 44,4 por ciento de caída (pasaron de nueve a cinco). También en Palencia, con un 37,5 por ciento, al caer desde 24 a 15 deudores, en Burgos, que pasó de 64 a 59, con una reducción del 7,8 por ciento; y en Segovia, con un 2,5 por ciento menos, de 12 a 9.

Por su parte, en León se mantuvo estable, con 30 deudores, tanto en 2016 como en 2017, mientras que las provincias de Valladolid y Zamora experimentaron subidas en este indicador. La primera, del 56 por ciento, al pasar de 41 a 64, y la segunda, multiplicó por dos los 10 deudores de 2016.

En función del tipo de concurso, la gran mayoría fueron voluntarios (209), frente a 31 necesarios. Mientras, 34 se resolvieron mediante procedimiento ordinario y los otros 206 a través del abreviado. De los 240 deudores concursados, 48 eran personas físicas sin actividad empresarial, mientras que los restantes eran empresas (192 sociedades limitadas, siete sociedades anónimas y tres personas físicas).

En cuanto a la actividad económica principal de empresas concursadas en Castilla y León, 44 se dedicaban al comercio y 32 a la construcción, es decir, cuatro de cada diez del total. También 19 de actividades profesionales científicas y técnicas, 16 de industria y energía, 13 de actividades administrativas y servicios auxiliares, 11 de hostelería, siete de agricultura y otras tantas de transporte y almacenamiento, y dos de información y comunicaciones.

Por lo que respecta al número de trabajadores en nómina, las empresas más afectadas por estos procedimientos fueron las compañías con entre uno y dos empleados, con 45 casos, seguido de aquellos que son autónomos, con cero trabajadores, que ascendieron a 38.

Contenido Patrocinado

Fotos