El Cementerio de León recibe 45.000 visitantes y 25.000 vehículos por la festividad de Todos los Santos

Visitantes en el Cementerio de León./
Visitantes en el Cementerio de León.

El camposanto cuenta con 50.653 personas inhumadas en sus instalaciones y está registrando un incremento progresivo de las incineraciones hasta igualar al número de enterrados

RUBÉN FARIÑASLeón

Este miércoles es el ‘día grande’ del Cementerio de León. Un año más, el camposanto leonés se prepara para recibir a miles de personas que señalan esta jornada como la dedicada al recuerdo de los seres queridos que ya no están.

La instalación de Puente Castro está preparada para acoger unos 25.000 vehículos y 45.000 visitantes durante los cuatro días que dura el dispositivo especial de Todos los Santos.

En la actualidad, el Cementerio de León cuenta con 50.653 personas enterradas, distribuidas en 10.900 sepulturas, 8.659 nichos, 603 capillas y 2.200 unidades funerarias de otro tipo. En total son 22.430 cubículos en los que descansan los restos mortales de los que recibieron sepultura en este lugar.

Enterrados e incinerados, 50-50

En los últimos años, desde que en 1996 se instaló el primer horno crematorio de la ciudad, la evolución de las incineraciones sobre las sepulturas ha sido importante, hasta equiparar ambos modos de inhumaciones.

Los tres últimos ejercicios esas cifras se han mantenido constantes. Eso sí, muchos de los fallecidos que son incinerados no acaban enterrados en el cementerio de la capital.

Por ejemplo, en 2015 hubo 593 inhumaciones e incineraciones fueron 20 menos. En 2016, se cerró el año con 594 enterramientos y 800 incineraciones, de las cuales 300 fueron inhumadas en este lugar.

Mejoras y futuras intervenciones

La dirección del camposanto ha hecho un análisis de las intervenciones y mejoras previstas en esta instalación. En 2017, han finalizado la adecuación de los cuarteles de los nichos, que comenzaron hace dos años por la parte más antigua, con la internalización, reparación y pintura.

También han adquirido seis nuevas escaleras, mejorando el acceso a los nichos columnarios, han reparado la jardinería y la pintura de la entrada y realizado la señalización étnica del cementerio. También han sumado un nuevo medio de transporte funerario que ofrece más ornato al transporte profesional. Se ha intervenido el Patio de San Francisco y se ha desarrollado el Plan de Asfaltado por parte de la mancomunidad.

Ahora, quieren mejorar las capillas, aportar nuevas unidades e enterramiento para la inhumación de cenizas, comprar más escaleras y reformarán el cuadro de nichos columnarios de Santa Marina.

Todo está listo en el Cementerio de León para el dispositivo especial de Todos los Santos. El objetivo es poder ofrecer las mejores condiciones a los familiares y amigos de las personas enterradas en el camposanto y que el momento de recogimiento y recuerdo sea lo más sencillo posible.

Fotos