La caza leonesa se reivindica frente a los «ataques e insultos» de los ecologistas en una protesta inédita

Grupo de manifestantes en la plaza de Botines. / S. Santos

Más de un millar de personas llegadas de todos los puntos de la provincia defienden la caza como modo de vida y remarca el papel fundamental en la conservación y la dinamización socioeconómica del mundo rural

ANDREA CUBILLAS

La caza leonesa rompe su silencio y se reivindicaba. La plaza de Botines ha sido este domingo escenario de una protesta inédita en la capital leonesa. Más de un millar de cazadores se ha concentrado para defender la caza como «modo de vida».

Pero la protesta ha ido más allá y han exigido que se ponga «fin» a lo que el sector considera una «escalada de insultos, agresiones y ataques» que sufre el colectivo por parte de animalistas y ecologistas, con la «connivencia» de las administraciones públicas.

Y por ello, este domingo ha sacado músculo. Lo ha hecho en la capital leonesa en una protesta inédita a la que han dado alas más de un millar de personas llegadas desde diferentes puntos de la provincia de León. Todos, al unísono han gritado un «basta ya».

En la provincia de León, son en torno a 20.000 personas las que ejercen la caza, siendo uno de las principales fuentes de ingresos de numerosas localidades del medio rural

«Vale ya de insultos», ha reclamado Miguel Fierro, delegado de la Federación de Caza de Castilla y León, que ha incidido en el crecimiento de los ataques, en buena parte, por el uso de las redes sociales. «No es posible que se permitan esos insultos y ataques, con mensajes incluso desenado la muerte de las personas con un tono de inquina. La gente ya está harta».

Con pancartas en las que se podía leer «somos cazadores no asesinos» o «el campo sin la caza es una ruina», los participantes han advertido que la caza es una de las actividades más reguladas, que además juega un papel fundamental en la conservación y la dinamización socioeconómica del mundo rural.

Por ello, han pedido respeto. «Desde el desconocimiento no hacen más que insultar. Ha llegado el momento de decir caza sí y basta ya de tantos insultos. El respeto es sagrado para nosotros frente a ellos que sólo persiguen prohibir aquellos que no les gusta», remarcó Fierro, que fue el encargado de dar lectura al manifiesto.

Una protesta que se ha repetido en todas las capitales de España y que ha demostrado la unidad de un colectivo que ha reclamado a la sociedad el derecho a practicar una caza ética y sostenible a la par que solicitó a las administraciones a «más sensibilidad y cercanía con los problemas y necesidades de la caza»

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos