Los cascos históricos recibieron 80 millones de visitantes el último año siendo «la imagen pura de España»

Presentación del Congreso de Cascos Históricos. / Sandra Santos

El Palacio del Conde Luna es el escenario en el que se celebra el Congreso Nacional de Cascos Históricos | La revolución tecnológica, uno de los retos inmediatos de los comerciantes de estos lugares

N. BARRIO León

Los leoneses transitan a diario el casco histórico de la capital pero pocos serán los que reflexionen sobre su presente, y sobre todo su futuro. Con este objetivo sobre la mesa, el Palacio del Conde Luna acoge el Congreso Nacional de Cascos Históricos en el que se plantearan los retos por los que pasan los corazones de las ciudades españolas, cuya salud es buena pero no hay que dejar de controlarla.

«Los cascos históricos recibieron 80 millones de visitantes, es la imagen pura de nuestra España, el patrimonio más importante que tenemos que cuidar y es motor económico de la pequeña empresa», defendía José Manuel Bello, presidente de la Confederación de Cascos Históricos.

Así, aseguró en la presentación de la cita que «queríamos que fuera León la anfitriona de este congreso, que es el séptimo que hacemos. Va a ser importantísimo por los temas a tratar».

Los problemas que sufren los cascos históricos son variados, y van desde ciertos casos de 'turismofobia' («pero no en León, donde somos hospitalarios»), a una lucha entre los comercios de cercanía y las grandes superficies. «El pequeño comerciante ha hecho un esfuerzo por adaptarse y los centros comerciales tienen que estar en su sitio, porque quieren copiar a los cascos históricos, teniendo incluso calles, pero nosotros no tenemos que copiar porque ya somos lo que somos». Bello también aseguró que cerca de 2.000 personas visitaron el Camino de Santiago a diario, siendo el 80 por ciento de ellos extranjeros.

El acto inaugural también contó con la presencia del vicepresidente primero de la Diputación, Francisco Castañón, y del alcalde de León, Antonio Silván, quien incidió en el papel relevante del comercio de proximidad como elemento dinamizador de las ciudades.

La tecnología, prioritaria

La revolución tecnológica es uno de los retos a los que se enfrentan los negocios ubicados en los cascos históricos. Así lo señaló el presidente de León Centro Gótico, Juan Dopico, en el inicio del séptimo congreso que la Confederación Española de Asociaciones de Comerciantes de Cascos Históricos.

Por una parte, los comerciantes deben formarse en el manejo de las nuevas tecnologías y adaptarse al creciente uso del comercio electrónico y además los establecimientos tienen que contar con los servicios que reclama el cliente; cuestión que no es siempre fácil, dadas las dificultades para implantar redes e infraestructuras tecnológicas en algunas zonas.

A ese aspecto aludió también la directora general de Telecomunicaciones, María Victoria Seco, quien presentó una ponencia sobre las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el comercio y la hostelería. La digitalización, dijo, es otro reto de los cascos históricos, cuyo despliegue en localidades como Ciudad Rodrigo y Burgos se ve muy limitado por las normas urbanísticas.

Fotos