La Casa del Peregrino ya está «vacía» y recubierta con un andamio para que en otoño sea el nuevo 'Cocinandos'

Futuro restaurante Cocinandos de León. / Inés Santos

La obra ha sacado a la luz problemas «ocultos» que requieren de trabajos especiales para que los chef 'Estrella Michelín' de León comiencen una nueva andadura

RUBÉN FARIÑASLeón

Un edificio histórico para unos cocineros con estrella. La Casa del Peregrino, un complejo adosado a San Marcos, en la capital leonesa, continúa su renovación para convertirse en el restaurante más importante de León.

Desde este viernes, este simbólico edificio, que durante tres décadas acogió al Procurador del Común, se muestra cubierto por un andamio que pone de manifiesto la actividad que se está desarrollando en su interior.

Los operarios ya han logrado vaciar el complejo por dentro. «Es la tarea que más ha costado», asegura el propio Juanjo Pérez, nuevo propietario del edifico junto a Yolanda León.

Así será el nuevo 'Cocinandos'

La vivienda se encontraba restaurada desde 1982 y, aunque cuenta con el saneamiento adecuado, al haber tenido una función institucional se encontraba llena de despachos y estancias que han tenido que ser eliminadas.

«Las paredes eran de ladrillo intenso, y cada una era un contenedor», bromea el cocinero, que avanza la ilusión que les genera este salto en su carrera frente a los fogones. «El 50% es ilusión y el 50% miedo, por dónde nos estamos metiendo».

Los trabajos ahora se centran en colocar el nuevo suelo del futuro restaurante. La próxima semana se comenzará con el retejado para colocarle aislante por debajo y evitar las filtraciones de agua.

El objetivo será conseguir que el nuevo 'Cocinandos' abra sus puertas en septiembre, aunque todavía no se atreven a plantear una fecha oficial. Al ser una obra en un edificio antiguo, se están encontrando problemas «ocultos» que hacen de esto «una obra un tanto especial».

Entre ceja y ceja de Yolanda y Juanjo estará lograr la segunda Estrella Michelín. Para ello trabajarán en este nuevo escenario. «Queremos renovar la ilusión y dar un paso más en nuestra carrera como cocineros».

El actual local, en la calle Campanillas, se quedaba pequeño para estos reconocidos chefs.

Las nuevas instalaciones

Lo que no cambiará es la capacidad del salón. Las mesas estarán colocadas en la planta baja y acogerá a un máximo de 40 comensales, lo mismo que el actual Cocinandos, pero con un mejor servicio.

También montarán tres cocinas. «La de ahora es muy pequeña y no nos permite hacer más». Una será para preparar los platos y será visitable, donde los clientes podrán incluso tomar un vino y una tapa; otra será 'de pase' para dar el último toque a los platos antes de ser servidos y estará en el centro del comedor; y en el piso de arriba, que se reservará como sala multiusos con capacidad para 100 personas, se darán cursos, clases, presentaciones y eventos, lo que permitirá ampliar la oferta del restaurante y posicionarse –aún más- como un referente de la gastronomía leonesa en España.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos