Un carné de amigos y una nueva planta abierta impulsan el turismo en Casa Botines para 2018

Momento de la firma del convenio. / Noelia Brandón

La Fundación EspañaDuero y el Ayuntamiento de León firman un convenio para desarrollar el turismo en la ciudad a través de la arquitectura de Gaudí

INÉS SANTOSLeón

Casa Botines, que se abrió en febrero a leoneses y visitantes, sigue ampliando su oferta y mostrando nuevas exposiciones que impulsen el turismo en la capital leonesa. El Ayuntamiento de León y la Fundación EspañaDuero siguen su camino en la promoción de la ciudad a través de esta joya de la arquitectura que este miércoles se ha plasmado con la firma de un convenio de colaboración.

La meta es fomentar el turismo durante el próximo año 2018, que coincide con el aniversario de los 125 años de Gaudí en León. El alcalde de León, Antonio Silván, y el presidente del patronato de la Fundación EspañaDuero, José Ángel Hermida, han firmado este miércoles el convenio entre las dos entidades para promocionar la ciudad como destino turístico a lo largo de todo el 2018.

A su vez, para facilitar el turismo se creará el carné de amigos de Casa Botines, que será de similares características al de la Catedral de León, con el que «impulsar la visita a uno de los atractivos de primera categoría de la ciudad», tal y como ha reconocido el alcalde de la ciudad. Silván ha hecho especial hincapié en «este convenio que une si cabe aún más nuestra historia cultural y arquitectónica con los leoneses». El carné, para el que todavía no se ha decidido el precio podría tener un coste similar a los siete euros de la Catedral para los leoneses.

Un acuerdo que ha unido a León con Gaudí y que pretende que cuando desde cualquier parte del mundo se haga una búsqueda sobre el arquitecto, también se encuentre la joya que León tiene en su capital. Para conseguir esta meta, Casa Botines ya está incluida dentro de la ruta europea de Gaudí y antes de primavera el Ayuntamiento creará en la ciudad la ruta del modernismo con Casa Botines como principal pilar.

Un año histórico para Botines

La fundación EspañaDuero cierra un año inmejorable para la Casa Botines, que abrió sus puertas para acoger a todos los que quisieran conocer su historia y la del arquitecto Gaudí. Pero desde la fundación no han querido quedarse ahí y siguen trabajando para que los más de 87.000 turistas que desde febrero han cruzado las puertas del edificio sigan creciendo.

«Estamos musealizando todo el edificio y una de las cosas en las que se está trabajando es la segunda planta», explica el presidente de la Fundación José Ángel Hermida. Actualmente se está preparando una exposición sobre la Sagrada Familia de Barcelona, con cuya fundación tienen muy buena relación y en la otra parte de esta planta «una exposición en la que se verá cómo se vivía en Casa Botines».

Un trabajo de recuperación de muebles e imágenes para conocer el estado que presentaban las viviendas y en la que ya han recuperado «hasta el sillón de un dentista que trabajó en el edificio».

Contenido Patrocinado

Fotos