De Cantabria a León por la primavera

Bien pertrechados con sus madreñas, su pañuelo rojo y su boina, cerca de ochenta miembros de la Ronda Marcera de Torrelavega llegan a la capital para cantar a la nueva estación que está por venir

Los marceros posan a los pies de la Catedral. /N.B./R.F.
Los marceros posan a los pies de la Catedral. / N.B./R.F.
N. BARRIO León

Su presencia no pasó desapercibida en las calles del centro de León durante la mañana del sábado. Ataviados con su pañuelo rojo al cuello, sus boinas y muchos de ellos calzando madreñas, cerca de ochenta miembros de la Ronda Marcera de Torrelavega (Cantabria) llegaron hasta la capital con un objetivo claro: Cantar a la primavera y, de paso, conocer los secretos de León.

Así, estos marceros cada año escogen una ciudad para cantar a coro sus marzas, esas tonadillas con las que recibir la llegada de una primavera que parece que aún tardará en venir.

Con la Catedral de León de telón de fondo, cantaron sus canciones ante el asombro de los leoneses que por allí se encontraban, que no dudaron en saludarles y hacerse algún que otro 'selfie' con los cántabros.

Con 32 años de historia a sus espaldas, la Ronda puso alegría y optimismo en la mañana fría leonesa.

Contenido Patrocinado

Fotos