Caja Rural saca músculo con 523 millones de negocio en León sumando 3.000 nuevos clientes

Directivos de Caja Rural, en el desayuno informativo. / Sandra Santos

La entidad de crédito hace balance de 2017, con una tasa de mora en la provincia inferior al del conjunto de la caja y habiendo puesto en nueva inversión 130 millones

NACHO BARRIO León

Echar la vista atrás no duele en el seno de Caja Rural. Los números parecen acompañar en un año en el que la entidad de crédito presume de haber ido a más. Así, su director general, Cipriano García Rodríguez, quiso exponer que la buena tónica viene de la mano de los 3.121 millones de volumen de negocio total de la Caja, o lo que es lo mismo, «un diez por ciento más que en 2016».

En el caso de la provincia de León, ese volumen llega a los 523 millones, contando con una tasa de mora inferior a la media de Caja Rural (concretamente un 4,75%).

La entidad, en un desayuno informativo ofrecido en el Hotel de la Real Colegiata de San Isidoro, avanzó que en este último año se han concedido 130 millones de euros correspondientes a nueva inversión, sumando 447 en los últimos cuatro años.

Con estos datos, el crecimiento de la Caja alcanza una tasa anual del 18%, con un aumento del 28,2% en recursos fuera de balance.

En cuanto a clientes, Caja Rural logró sumar 3.000 nuevos en León, componiendo así una red de 28.000.

Caja Rural no se cierra a la apertura de oficinas, como avanzó Cipriano García. En la actualidad cuenta con 16 sucursales en León, siete de ellas en la capital, con 50 trabajadores. De estos, el 84% de los que son fijos cuentan con titulación media y superior, en una plantilla en la que el 41% son trabajadoras.

Contenido Patrocinado

Fotos