La aventura de ponerse bueno

HP transforma la planta pediátrica del Hospital de León para alegrar la estancia de los pequeños valientes

Decorados del área pediátrica. / Noelia Brandón
NACHO BARRIO León

Los niños astronautas son el futuro. Y aunque no son muy altos, no se han preparado en la NASA y no viajan más allá de Barcelona, se somenten a pruebas que harían temblar al más valiente. Los pequeños astronautas se preparan en el Hospital San Joan de Deu, donde la experiencia de pasar por un TAC es más parecida a estar en un módulo lunar que a lo que realmente es, una prueba médica que no agrada ni a grandes, ni a pequeños.

Con la idea de que niños y niñas se sientan cómodos en el área de Pediatría del Hospital de León, HP ha llevado a cabo una iniciativa de éxito en otros hospitales: Convertir la zona en un lugar habitable, donde la imaginación campe a sus anchas.

Así, las paredes se han transformado en un cuento donde conviven simpáticos dibujos y animaciones, utilizando para ello la tecnología de impresión digital HP Latex.

El servicio de pediatría del Complejo Asistencial Universitario de León atiende las necesidades sanitarias de la población infantil -hasta los 14 años- de la provincia y una amplia cartera de subespecialidades. Ubicado en la planta E del edificio Virgen Blanca, recibe anualmente miles de visitas y ofrece cuidados especializados en áreas como la fibrosis quística.

A través del proyecto de colaboración con HP, el objetivo del Hospital de León es transformar la planta pediátrica en un 'espacio amigo' para los pequeños pacientes. Una iniciativa que tiene una traducción en una buena noticia. «En el Hospital San Joan de Deu y en el Niño Jesús de Madrid las sedaciones se han reducido, porque el entorno facilita que los niños estén más tranquilos», comentaba el director de HP en León, Miguel Ángel Turrado. Y es que no hace falta relajarles de forma artificial cuando están en medio de una gran aventura.

Contenido Patrocinado

Fotos