Las autoescuelas piden al Gobierno servicios mínimos del 77% entre los examinadores de la DGT

El sector recuerda que se trata de un servicio esencial, culpa de la situación a la DGT y plantea la transferencia de las competencias de Tráfica a las comunidades o la privatización del servicio

LEONOTICIAS

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) insiste en pedir un 77% de servicios mínimos para los paros que el sector de los examinadores de tráfico tiene convocados para cada lunes, martes y miércoles de este mes de septiembre.

La CNAE propone el establecimiento de un 77% de servicios mínimos al considerar que el servicio que prestan los examinadores es "esencial". "Lo mismo que ha tenido Renfe, que tiene la alternativa de la carretera y del avión, en su caso, pero nosotros no tenemos alternativa ninguna", señala Báez, que también pone de ejemplo la huelga en El Prat, cuyos servicios mínimos fueron del 90%.

Asimismo, Báez propone "alternativas" a los servicios mínimos, como es la transferencia de las competencias de Tráfico a las comunidades autónomas o la privatización del servicio de examinadores. "Como por ejemplo, han transferido el CAP, que es una autorización que reciben los conductores profesionales de camiones y autobuses, que una vez que tienen el carné de conducir, tienen que hacer un curso de 240 horas y un examen", señala.

Igualmente, proponen la privatización del servicio de examinadores. "Si no se pueden transferir, que pongan exámenes públicos y privados, como se hace en Sanidad y Educación", afirma Báez, al tiempo que agrega que esto ya se hace en países como Portugal, Alemania, Países Bajos o Italia.

"Lo que no podemos estar es en una situación de tensión continuada con este tema", reitera. Según comenta, un total de 38 autoescuelas han tenido que cerrar sus puertas desde que comenzara la huelga del colectivo en junio, que se prolongó a los tres primeros días de la semana de julio.

Efectos en León

Una segunda convocatoria de huelga que ha despertado el malestar entre las autoescuelas de la provincia de León, que sólo en el mes de julio perdieron más del 15% de los alumnos y, en consecuencia, una media del 15% de facturación como consecuencia del paro de los examinadores.

Si la huelga de junio y julio dejó unas 80.000 pruebas prácticas de conducir sin hacer (más de un millar en la primera quincena en la provincia de León), según fuentes de la DGT, CNAE, que cifra la suspensión de pruebas en más de 100.000, ya advirtió de que se estaban empezando a producir retrasos en los exámenes teóricos, pruebas que, en un principio, no se veían afectadas por los paros.

"Sí, hay retraso importante ya", indicó el presidente de CNAE, José Miguel Báez, que también alertó de que si las jornadas de huelga persistían, los retrasos en pruebas teóricas se extenderían hasta el año que viene. "El que quiera sacarse el carné de conducir este año tendrá que ser con suerte", apostilló.

La DGT, el culpable directo

A su juicio, este retraso es culpa de la Dirección General de Tráfico (DGT). "Las convocatorias del teórico se están retrasando para que no haya aglomeraciones del práctico, para que no digan que ha habido 150.000 personas sin examinar, sino 80.000, que es la cifra que ellos dan", considera Báez, que opina que se trata de una "jugada" del organismo público. "Es el baile de las cifras y cada uno las maneja como quiere", agrega al respecto.

Según CNAE, algunas Jefaturas de Tráfico, como las de Girona, Guipúzcoa, Lugo, Ourense, Palencia, Salamanca, Vigo, Zamora, Huelva, Málaga, Jaén o La Rioja, han tenido un seguimiento de huelga del 100% de los trabajadores. Por su parte, la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), sostiene que el porcentaje de seguimiento de estos tres primeros días de huelga en toda España ha sido del 77,3%.

Temas

León, Paro

Fotos