Las autoescuelas leonesas encaran la huelga de examinadores tras perder el 15% de alumnos y 300.000 euros de facturación en julio

El lunes arranca una nueva convocatoria de huelga de examinadores.

El sector alerta del grave perjuicio, lamenta que la DGT no haya acordado servicios mínimos y urge una solución inmediata | La asociación informará a las empresas sobre las posibilidades para reclamar los perjuicios ocasionados por el conflicto

A. CUBILLASlEÓN

Se acabó la tregua. Los examinadores de Tráfico retoman este lunes 4 de septiembre la huelga con una convocatoria parcial que se repetirá todos los lunes, martes y miércoles y que de nuevo tendrá graves consecuencias en el sector de las autoescuelas, las víctimas colaterales del conflicto.

Una huelga que observan con honda preocupación más aún cuando finalmente la Dirección General de Tráfico no establecerá los servicios mínimos que había anunciado lo que provocará, como ya ocurriese en el mes de julio, que algo más de 150 aspirantes a la semana no puedan concurrir al examen práctico.

Unas cifras sensiblemente más bajas en el mes de julio, uno de los meses más fuertes de las autoescuelas de la provincia de León, que según las cifras que barajan desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de León, han perdido una media de un 15% de alumnos y, en consecuencia, un 15% de facturación.

Porcentajes que en cifras se traduciría, según señala Vicente González, representante de las autoescuelas de León, en pérdidas económicas de más de 300.000 euros. “Muchos alumnos no se matricularon ante el aviso de huelga y otros no han podido terminar sus prácticas”, señala González.

Reclamación de perjuicios

Se trata de la “puntilla” económica de un sector que ha estado duramente castigado por la crisis económica y que incide en la necesidad de que Tráfico alcance un acuerdo con los examinadores de manera inmediata para evitar que las huelgas se prolonguen y las pérdidas en el sector sean aún más acuciantes.

Porque, según advierte, los trabajadores de las autoescuelas sólo quieren trabajar y sin examinadores es completamente inviable. “Parece que por fin hemos tocado fondo pero las autoescuelas no consiguen remontar. La crisis y la perdida poblacional nos afectan, principalmente en la comarca de El Bierzo donde el grave escenario del sector aún es más acuciante”, remarca González, que además carga contra la DGT por no establecer servicios mínimos.

En esta misma línea, la Asociación Provincial de Autoescuelas de León informará y ofrecerá asesoramiento jurídico a sus asociados para que, “empresa por empresa”, puedan reclaman los perjuicios causados por la huelga de examinadores que este lunes retoman sus paros.

Esta nueva convocatoria de huelga parcial sustituye a la huelga indefinida que, en un principio, iba a producirse, igualmente, a partir del 4 de septiembre. Sin embargo, la Asociación de Examinadores de Tráco (Asextra) decidió "realizar un cambio en la estrategia de huelga" el pasado 23 de agosto, un día después de la reunión que mantuvo el colectivo con la DGT, en la no se llegó a ningún acuerdo sobre la situación. Tampoco hubo puntos de encuentro en relación a establecer servicios mínimos.

Fotos