La Audiencia de Burgos ratifica la prisión provisional de los exfutbolistas de la Arandina acusados de abuso a una menor

Los tres exjugadores de la Arandina. /
Los tres exjugadores de la Arandina.

Los leoneses Carlos Cuadrado y Víctor Rodríguez y su compañero Raúl Calvo permanecerán en prisión tras desestimarse los recursos de apelación de sus defensas

SUSANA GUTIÉRREZBurgos

El riesgo inasumible de ocultación, alteración o destrucción de pruebas por parte de los tres exjugadores de la Arandina es el motivo principal que le ha llevado a la Audiencia Provincial de Burgos a mantener en prisión a los investigados por una presunta agresión sexual a una menor de 15 años.

Los leoneses Carlos Cuadrado y Víctor Rodríguez y su compañero Raúl Calvo continuarán en la cárcel después de que se haya desestimado el recurso presentado por sus abogados que solicitaban su puesta en libertad.

El auto judicial mantiene que los encarcelados cuentan con «capacidad para acceder por sí o a través de terceros a las fuentes probatorias o para influir sobre testigos que han comparecido o pudieran comparecer en la instrucción o en el Juicio Oral». En este sentido, la Audiencia considera que la mayor parte de los testigos que han declarado en el procedimiento son menores de edad, conocidos por parte de los tres investigados y, por ello, con posibilidad de «ser influenciables».

Hace especial mención al cuarto jugador, también de la Arandina, vallisoletano de 28 años, que aparece en un vídeo grabado por la víctima el día de los presuntos hechos en el piso de los deportistas y al que todavía no se ha tomado declaración en la instrucción. «Se trata de un joven moreno con barba y se presume que mantiene una relación de amistad laboral o deportiva con los investigados, por lo que debe impedirse, en la medida de lo posible, su contacto con respecto a los mismos hasta que no haya declarado en las actuaciones», refleja el auto. Más allá, el juez considera que se tienen que hacer más diligencias instructoras que tampoco aconsejan la puesta en libertad de los detenidos, como declaraciones de menores, examen de las redes sociales, informe psicológico de veracidad o credibilidad sobre la víctima.

El auto llega incluso a abordar la situación social generada en Aranda de Duero con este caso, ya que indica que «la alarma y la división social que los hechos han provocado en la población, aconsejan extremar las medidas de protección de dicha menor, a efectos de impedir una mayor victimización de la misma». Además, el juez considera que se mantienen otros de los argumentos que reflejaba el auto de ingreso en prisión del día 13 de diciembre, como el riesgo de fuga por la gravedad de los delitos imputados y que no se demuestra un arraigo suficiente que impida huir a los investigados.

Más declaraciones

Mientras, la instrucción del caso sigue adelante y, este martes, prestarán declaración en la Fiscalía de Menores de Burgos las dos hermanas menores de la víctima, de 12 y 9 años. La magistrada ha decidio llamarlas a testificar, ya que la víctima afirma que les contó lo sucedido. La menores acudirán bajo estrictas medidas de seguridad para proteger su identidad debido a su temprana edad.

Además, las defensas están a la espera de que la jueza autorice las nuevas periciales que han solicitado. Entre ellas está la declaración del cuarto futbolista que aparece en un vídeo grabado por la víctima el día de los presuntos hechos en el piso que compartían los otros tres deportistas. El joven también jugador de la Arandina C.F, vallisoletano de 28 años, fue exculpado por la menor en su última declaración ya que manifestó «que no le había nombrado al no tener nada que ver con los hechos denunciados». Además de ese testimonio, las defensas han pedido que se llame a declarar a nuevos testigos y que se escuchen en sala audios que todavía quedan pendientes.

Despido improcedente o nulo

Por otra parte, dos de los jugadores de la Arandina C.F tienen la intención de demandar al equipo de fútbol si su despido no se declara improcedente o nulo. Se trata de Víctor Rodríguez 'Viti' y Carlos Cuadrado 'Lucho', mientras que el tercer futbolista, Raúl Calvo, de momento, no ha optado por esta vía.

Fuentes de la defensa han confirmado que, este lunes, se han presentado en la Dirección General de Trabajo las papeletas de conciliación, previas al inicio de un procedimiento judicial. A partir de ahora, se tendrá que convocar un acto de conciliación, al que estarán llamados tanto el equipo como los fubolistas y en el que se intentará llegar a un acuerdo económico a través de una indemnización, ya que el retorno al club parece descartado por ambas partes.

En el caso de que no se alcance un acuerdo, los futbolistas demandarán al club de fútbol y serán los Tribunales quienes decidan al respecto. Las defensas de los jugadores consideran que la prisión provisional no es causa de extinción del contrato y que el equipo debiera haber optado por una suspensión laboral. Sin embargo, la Arandina C.F decidió la expulsión definitiva del club de los tres futbolistas, y la baja de las fichas federativas, el pasado 13 de diciembre cuando la jueza de instrucción decretó un auto de ingresión en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Los leoneses Carlos Cuadrado Santos, 'Lucho', y Víctor Rodríguez Ramos, 'Viti', delantero y portero del equipo, fueron detenidos en su domicilio en la localidad arandina el 13 de diciembre, mientras que la Policía Nacional también detenía a Raúl Calvo, delantero del equipo, por la misma acusación.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Aranda de Duero (Burgos) decretó el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para los tres jugadores de la Arandina Club de Fútbol investigados por la supuesta agresión sexual.

Contenido Patrocinado

Fotos