Asprona León recoge unas 200 toneladas al año de aceite usado para su reciclaje procedente de 85 municipios de la provincia

Aurora Baza y Ana Franco, durante la rueda de prensa.
Aurora Baza y Ana Franco, durante la rueda de prensa. / Peio García

La entidad renueva el convenio con el Ayuntamiento de León y anuncia la instalación de 73 contenedores más que permitirá incrementar la decena de empleos que genera la actividad

S. GALLO

Asprona León está recogiendo aproximadamente 200 toneladas anuales de aceite usado gracias al acuerdo que mantiene con unos 85 municipios de toda la provincia. La entidad renovó este lunes el convenio que desde 2011 mantiene con el Ayuntamiento de la capital leonesa, donde se cifra en 28 toneladas al año el aceite usado que se recoge, y donde se encuentran instalados 31 contenedores para la captación de este aceite usado para su posterior reciclaje.

La entidad inició esta actividad en el año 2010, tanto con ayuntamientos como con otros colectivos y empresas, y en este tiempo se han generado una decena de puestos de trabajo relacionados con este proyecto. A la treintena de contenedores instalados en la actualidad se prevé la incorporación de otros 73 en todo el territorio provincial, lo que a buen seguro también permitirá el incremento de empleos generados, aunque eso dependerá de «las necesidades que se generen», explicó el director gerente de Asprona León, Pedro Barrios.

El aceite recogido en los contenedores se traslada a una planta que Asprona León tiene en Quintana Raneros, donde se realiza una primera fase del proceso, que continua en otra planta donde se finaliza el reciclaje. A través del acuerdo con el Consistorio, que tendrá una vigencia de cuatro años más, Asprona León se encargará de la instalación, mantenimiento y limpieza de los contenedores y de la zona de ubicación de estos.

La concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, puntualizó que el aceite recogido supone tan solo el 40 por ciento del que se usa, por lo que hizo un llamamiento a la ciudadanía para que haba «un buen uso» de los residuos que se pueden reciclar, porque acuerdos como este tienen un beneficio, no solo social, sino también económico y medioambiental.

Fotos