Arquitectura y moda se dan la mano

Dos arquitectas de Castilla y León acaban de ganar un certamen de moda y tecnología con su propuesto ‘Wall Dress’, que tendrán la ocasión de presentar el día 19 en el marco de la Madrid Fashion Week

Las diseñadoras Raquel Buj y Elena Zapico, ganadoras del certamen Samsung Ego Innovation Project. / Lázaro
S. GALLO

Se conocieron hace un par de años en un curso de postgrado de especialización en arquitectura, moda y diseño en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (Etsam), y desde entonces no se han separado. La leonesa Elena Zapico y la palentina Raquel Buj encajaron desde el primer momento en su deseo de mezclar dos disciplinas como son la moda y la arquitectura. con su firma ‘Zap&Buj’ –las iniciales de sus apellidos- han puesto en marcha la propuesta ‘Wall Paper’ con la que acaban de ganar el Samsumg EGO Innovation Project, un certamen que une moda y tecnología. Este hecho les permitirá presentar su propuesta el próximo 19 de septiembre en EGO, la plataforma de jóvenes talentos de la moda que se enmarca en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

Pretenden que no se les pueda etiquetar «de ninguna manera» porque su deseo es configurar «una arquitectura más blanda y una moda más dura». Y ahora, ya nerviosas ante su presencia en una de las principales pasarelas del mundo de la moda, dicen sentirse «como locas» pero al mismo tiempo «muy ilusionadas y con muchas ganas de trabajar, trabajando y disfrutando al máximo». Aseguran que es algo que les ha llegado «de sorpresa en el sentido más positivo de la palabra».

Y hasta el momento, la experiencia está siendo tan gratificante que pretenden seguir luchando por el concepto de moda experimental. «La idea sería que pueda ser nuestra manera de vida», dicen con una risa nerviosa. «Siendo realistas, es difícil que sea factible vivir de esto, pero fuera hay gente que lo consigue», asegura Raquel, quien insiste en que es algo que se ha ido «cocinando poco a poco» y teniendo también como referencia a diseñadores que están «a la vanguardia» de materiales como los que ellas utilizan, como puede ser el caso de Iris van Herpen.

Wall Dress

‘Wall Dress’ busca «la unión entre arquitectura y moda» que plasmarán a través de planos arquitectónicos que «cuelgan» de la pasarela, de manera que a medida que pasen las modelos, se conviertan en trajes. Para ello utilizan materiales de memoria y forma que, a través del calor –bien sean circuitos o calefacción- se consigue que los planos «se vayan adaptando al cuerpo y tomando la forma de los trajes», relatan. Para ello cuentan con la ayuda de Ignacio Acebes, un arquitecto abulense que es quien se encarga de toda la parte electrónica.

Puntualizan que los planos arquitectónicos o pieles realmente cuelgan «con unas formas geométricas», la modelo se pone el traje «de la forma más sutil y elegante posible» y empieza a moverse accionando el calor, de manera que cada diseño va adoptando una forma. «Son como paneles, con formas geométricas, y es ahí donde, de manera sutil, se introduce la modelo, y se convierte en un traje muy geométrico, muy sencillo de patronaje».

Además, añaden que estos materiales con memoria de forma tienen una cualidad importante, y es el movimiento que hacen cuando se les inyecta una pequeña descarga eléctrica o calor, en torno a 70 grados centígrados, y la posibilidad de recuperar su posición original cuando se les deja de aportar una temperatura elevada. «Lo mágico no es que solo se mueva, sino que lo hace y vuelve a su posición original», además de que en la pasarela se mostrarán movimiento «más suaves».

Atraídas por la innovación

Ambas arquitectas se vieron atraídas por el Samsumg EGO Innovation Project, un concurso que supone «una oportunidad para experimentar» a jóvenes diseñadores. «Es una pasarela importante y no es fácil encontrar este perfil de concursos en este país», así que quisieron intentarlo y han tenido mucho éxito, ya que su proyecto ha resultado ganador y, por lo tanto, han percibido una beca de 10.000 euros para poder desarrollarlo.

«Fue una sorpresa total», reconocen, en especial después de haber estado durante todo un año asistiendo a concursos. «En España no hay muchos concursos así, en los que puedas desarrollar esta faceta más experimental, pusimos todas nuestras energías y fue bastante sorpresa», añaden.

Desde la división IM de Samsung España, su director de márketing, Luis de la Peña, elogió el «talento y creatividad de los jóvenes creadores» que ha permitido sorprender a los organizadores de este certamen y a permitir descubrir nuevas posibilidades en la unión entre diseño y tecnología. Sobre la propuesta de ‘Zap&Bug’, destacó su «visión de futuro y originalidad en el concepto», lo que le sirvió para ser merecedor del premio final.

¿Qué es EGO?

EGO es una plataforma de jóvenes talentos de la moda que se celebra dos veces al año en el marco de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid. Este certamen dio sus primeros pasos hace once años para dar a conocer a nuevos diseñadores que entendieran la moda como una forma de expresión o una disciplina artística cultural, para así llegar a la calle, ser aceptada por la sociedad y seguir el camino de la evolución y poder descubrir nuevos estilos.

Fotos