Un Alvia sufre una avería en Vilecha y se queda retenido dos horas con los viajeros en su interior

Un Alvia estacionado en un anden./
Un Alvia estacionado en un anden.

El convoy cubría la línea Madrid-Gijón y no pudo reanudar la marcha hasta la hora en la que tenía prevista llegar a la capital de España

EL COMERCIO

136 minutos. Es el tiempo de retraso que acumuló anoche el Alvia que comunica Gijón con Madrid Chamartín. El tren, que tenía prevista su llegada a las nueve y diez de la noche a la estación de la capital, sufrió una avería técnica cerca del intercambiador de León que obligó a trasladar a los pasajeros a un nuevo convoy.

En concreto, el fallo se produjo en Vilecha, donde el tren quedó detenido y los viajeros a bordo esperando una respuesta por parte de la empresa mixta.

Pero ese transbordo tardó más de dos horas en efectuarse, tal y como publicó la propia compañía, Renfe, a través de su cuenta oficial de Twitter. Los usuarios expresaron su malestar por las redes sociales.

La marcha se reanudó a la hora que estaba prevista la llegada a Madrid.

Fotos