Aguas de León aplicará un «régimen tarifario» para seguir cobrando la ‘tasa ilegal’

El presidente de Aguas de León, José María López Benito, a la derecha. / Noelia Brandón

El presidente de la sociedad mixta señala que la sentencia es «una controversia de tipo conceptual» y se adaptarán a la Ley de Contratos

RUBÉN FARIÑASLeón

Desde el respeto a la resolución judicial, con la que todavía cabe recurso y no es firme, Aguas de León ha asegurado que la sentencia es «una controversia de tipo conceptual».

Con este resumen, ha tratado de zanjar su presidente la denuncia de la Cámara de la Propiedad de León y la sentencia favorable a la misma realizada por el TSJCyL, quien reconocía la ilegalidad de gravar los recibos del agua con una tasa de mantenimiento y conservación de acometidas particulares.

José María López Benito ha adelantado que se modificará el concepto y pasará a ser un «régimen tarifario». Del mismo modo, se ha reiterado que «no va a suponer ningún incremento en el recibo ni va a subir el coste del servicio que se presta».

Desde Aguas de León se defiende el gravamen de esta tarifa, que se adaptará a la nueva Ley de Contratos del 9 de marzo, y que se considera como «social, a favor de los necesitados y para todos los leoneses».

Este incremento en el recibo supone «0’50 euros al mes» y sirve para evitar que cada usuario deba arreglar las averías en las acometidas particulares. Los costes de las reparaciones, en algunos casos, llega a alcanzar los 1.000 euros. «Cuando la incidencia se produce en una comunidad es casi imperceptible, pero en una vivienda unifamiliar o en barrios con casas más pequeñas podría ser un desembolso muy grande».

La tasa, según el presidente de la sociedad mixta, se creó como una tasa de mantenimiento y conservación que incluía el cambio de contadores, que se realiza cada diez años, y la conservación de las acometidas de agua potable y abastecimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos