Las agresiones a sanitarios repuntan en León, superan los 430 casos al año a pesar de que sólo el 15% se denuncian

Las agresiones a sanitarios repuntan en León, superan los 430 casos al año a pesar de que sólo el 15% se denuncian

En los primeros nueve meses del 2017 se denunciaron 55 agresiones, que afectaron a 52 trabajadores en León y 15 del Bierzo | Las mujeres son las que más agresiones sufren, mientras que por categorías son los médicos

A. CUBILLASLeón

Lograr que las agresiones a sanitarios fueran consideradas un delito de atentado contra la autoridad fue un gran logro que, sin embargo, no ha puesto a esta lacra que, lejos de cesar, se ha registrado un aumento significativo “preocupante” en los últimos años.

Las cifras hablan por sí solas. En 2016, se contabilizaron 59 agresiones en la provincia de León, de las que once se registraron en el Hospital del Bierzo. Un número que prácticamente se roza en los tres primeros trimestres del 2017. Así, al cierre del pasado mes de septiembre, la provincia ya había registrado 55 agresiones, con 52 trabajadores afectados en León y 15 en El Bierzo.

Es la última cifra que maneja el Observatorio de Agresiones y que pone de manifiesto la tendencia al alza de las agresiones a sanitarios en León que se repite en el conjunto de la Comunidad. El primer dato que se maneja es el del 2012, año en el que se registraron 389 incidentes pasando a los 427 registrados en 2018 a los 381 hasta el 30 de septiembre del 2017, con 436 profesiones afectados.

Por servicios figura en prima lugar el servicio de Psiquiatría seguido de Urgencias, siendo las mujeres las que más agresiones han sufrido, 397 frente a las 66 de hombres

“Estamos muy preocupados por este aumento significativo”, advierte Pedro Núñez Villar, responsable sanitario de CSIF León, que achaca este aumento al deterioro progresivo que sufre la sanidad, “víctima de una política de recortes que se traduce en menos medios y plantilla”.

Ello se traduce, continúa, en una falta de profesionales y el consecuente aumento de las esperas tanto en consultas como en intervenciones y pruebas diagnósticas. El resultado, el paciente y su familia canalizan su preocupación o su estado de nerviosismo directamente en el sanitario.

De enero a septiembre de 2017, la provincia registró 55 agresiones, con 52 trabajadores afectados en León y 15 en El Bierzo, frente a las 59 que se denunciaron en 2016

“Llegan a los centros de salud con un problema y quieren obtener una solución y, cuando ésta se prolonga, lo pagan directamente con el profesional”, remarca Villar, que además incide en la preocupante situación cuando los datos no recogen la realidad.

Agresiones silenciadas

Desde CSIF remarcan que son muchas las agresiones, principalmente las verbales, las que nunca llegan a denunciarse, estimando que ni si quiera el 15% de las registradas se hagan públicas por parte de los profesionales sanitarios.

“Las cifras del Observatorio no son reales. Las denuncias son una minoría. De ahí la honda preocupación que existe en el sector”, remarca Villar, que advierte que son muchas las agresiones que han derivado en bajas para el profesional.

Recomendaciones para sanitarios

Intentar gestionar el conflicto con los usuarios con un leguaje adecuado, manteniendo la serenidad sin confrontación, y evitando entrar en terrenos personales.

Mostrar interés y nunca frialdad en el trato es la mejor manera de prevenir unas agresiones “Empatía”.

Mantener el equilibrio emocional y no responder a provocaciones.

Analizar el funcionamiento del servicio y la atención que se le ha prestado está siendo la adecuada y actuar en consecuencia.

Intentar ser comprensivo dándole la importancia correspondiente.

Informar al usuario donde dirigirse si la demanda escapa a nuestra competencia.

Ante un usuario con antecedentes violentos: estar alerta, intentar atenderle en compañía de otro profesional, ante sensación de amenaza alertar de la situación, procurar que el usuario no s e interponga ante la puerta y evitar dar la espalda.

En caso de gritos del usuario, mantener un tono cordial para intentar bajarla tensión cordial.

En cuanto al lugar, son los hospitales los centros que registran un mayor número de agresiones, registrando 218 entre enero y septiembre de 2017 frente a las 157 que tuvieron lugar en centros de atención primaria.

Por servicios figura en prima lugar el servicio de Psiquiatría seguido de Urgencias, siendo las mujeres las que más agresiones han sufrido, 397 frente a las 66 de hombres. Además, entre los colectivos más afectados son los médicos (175) y las enfermeras (150), seguidos de TCAE (78) y celadores (46).

Contenido Patrocinado

Fotos