El PP admite que una posible negociación con Ciudadanos condiciona el futuro de la alcaldía de León

Antonio Silván, alcalde de León, durante la convención del PP en Sevilla./Rubén Cacho
Antonio Silván, alcalde de León, durante la convención del PP en Sevilla. / Rubén Cacho

En León, donde Antonio Silván gobierna con el apoyo de la formación naranja, la candidatura no está resuelta aún y de hecho, fuentes próximas al actual alcalde entienden que «hay mucho que hablar todavía»

SONIA ANDRINOSevilla | León

Las alcaldías de León y Salamanca, por este orden, están en juego en la estrategia negociadora del Partido Popular de cara a asegurar la presidencia de la Junta para el candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco.

Este hecho condicionará la designación de los cabezas de cartel a las alcaldías de las dos capitales de provincia que, junto con Valladolid, son el principal reclamo de Ciudadanos en Castilla y León. Lo ratificó el viernes Albert Rivera a su paso por la capital leonesa durante un desayuno con leonoticias, donde insistió además en que quiere gobernar Castilla y León.

El órdago que, oficialmente en el PP se interpreta como «algo normal de un partido que se quiere medir en unos comicios», lo cierto es que la advertencia preocupa en algunas formaciones provinciales como las tres citadas.

En León, donde Antonio Silván gobierna con el apoyo de la formación naranja, la candidatura no está resuelta aún y de hecho, fuentes próximas al actual alcalde entienden que «hay mucho que hablar todavía». Silván ya se desgastó en las primarias en las que se midió al actual presidente del PP en Castilla y León y su posición ahora es distinta.

En Salamanca la situación es diferente porque ya se sabe que el candidato a las municipales será nuevo y, aunque se barajan distintos nombres para sustituir a Alfonso Fernández Mañueco, que optará a la Junta, en el partido confían en la resaca de su fuerza. Barajan varios nombres pero ninguno con la trascendencia para garantizarse aún el puesto.

No obstante, y de la misma manera que en el caso de León, aunque oficialmente se cargue contra Ciudadanos, lo cierto es que la preocupación existe. Mañueco se ha pasado toda la convención de Sevilla advirtiendo a sus compañeros de partido de que hay que trabajar «el doble» para obtener el mejor resultado posible, pero la negociación será difícil de evitar y no hay un miembro del PP regional que no sepa que garantizar la presidencia de Mañueco erosionará alguna alcaldía. En el seno del partido regional, se reconoce así aunque advierten de que «no lo haremos a cualquier precio», según uno de miembros de la cúpula.

Cuatro nombres

En el resto de las ciudades destaca también la situación de Ávila, donde el actual alcalde, José Luis Rivas, no repetirá como candidato, según fuentes del partido provincial, y se está buscando un nombre que dé la vuelta a las encuestas que pintan un escenario complicado para los populares en la provincia que fue el granero de votos del PP. El actual presidente de la Diputación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera encabeza el baile de nombres para optar a la Alcaldía en la que también aparece la actual teniente de alcalde, Sonsoles Sánchez-Reyes.

Tampoco en Burgos parece que vaya a repetir Javier Lacalle, que en una entrevista en la Cadena Cope decía hace una semana que su decisión de continuar está en el 50%. En la formación provincial parece que se decantan más por la renovación y podría sustituirle Ángel Ibáñez, que, aunque hoy es procurador en las Cortes, en su día fue el teniente de alcalde y quien gestionó los disturbios de Gamonal. Quizá de aquellas lluvias se generara la enemistad de parte del colectivo empresarial burgalés al que no le agradaría su candidatura a la Alcaldía, según algunas fuentes.

En Palencia, el actual alcalde, Alfonso Polanco, ya ha dicho que quiere seguir sumando años a los ocho que ya lleva al frente del Ayuntamiento, aunque fuentes de la dirección del partido provincial aseguran que todavía no se ha tomado una decisión y que «ya se verá».

En Segovia, de donde proceden los números dos y tres de la formación regional, Francisco Vázquez y Silvia Clemente, respectivamente, la cuestión provincial va más despacio. Lo mismo que en Zamora, donde aún no se ha definido si volverá a encabezar la lista la actual senadora Clara San Damián , y en Soria, donde los populares tienen muy complicado robar el bastón de mando a Carlos Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos