Más de 3.500 establecimientos hosteleros tienen autorización para la instalación de máquinas de juego

Más de 3.500 establecimientos hosteleros tienen autorización para la instalación de máquinas de juego

León lidera el sector en la Comunidad | Cerca de 300 personas participarán en Zamora en el XIV Congreso de Juego de Castilla y León

LEONOTICIAS

Un total de 16.512 bares y cafeterías de Castilla y León cuentan con la correspondiente autorización para instalar máquinas de juego, con la provincia de León a la cabeza, que registra 3.522 establecimientos con esa condición, seguida por Valladolid, con 3.047; Salamanca, con 2.686, y Burgos, con 2.356. Zamora cuenta con 1.564; Ávila, con 1.103; Palencia; con 1.069; Segovia, con 660 y Soria, con 505, según los datos estadísticos que maneja la Administración autonómica.

En cuanto a máquinas de juego, la Comunidad autónoma contabiliza 14.154 y hay un registro de prohibidos activo de 634 personas en 2017, con una inmensa mayoría de las altas realizadas en lo que va de año por petición propia.

Las cifras descritas son parte del contenido que reunirá n Zamora a cerca de 300 personas participarán en la decimocuarta edición del Congreso de Juego de Castilla y León, organizado por la Administración autonómica y patrocinado por los cuatro sectores de juego de la región, concretamente, casinos, bingos, salones y máquinas. La cita se celebra mañana y pasado, días 14 y 15 de noviembre, en el Campus Viriato, en la capital zamorana.

Entre los congresistas figurarán representantes institucionales de las áreas de tributos, turismo, control e inspección de juego, así como integrantes de las principales empresas nacionales y autonómicas, fabricantes y laboratorios de ensayo de productos, procedentes de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Galicia, Madrid, el País Vasco, La Rioja, la Comunidad Valenciana y Castilla y León “El objetivo que persigue la Consejería de la Presidencia es triple: Profundizar en el marco de colaboraciones con el resto de administraciones autonómicas en temas de interés común; conocer las demandas, necesidades y peticiones del sector privado y buscar un foro en el que charlar distendidamente, más allá de la rigidez de las reuniones formales”, explicó el director de Ordenación del Territorio y Administración Local

González Gago recalcó que se trata del “único congreso” que se hace en toda España “organizado por una administración pública, con la colaboración de los subsectores del juego privado”, así como del Ministerio de Hacienda y Función Pública y el Ministerio del Interior.

El acto de presentación del XIV Congreso de Juego de Castilla y León contó con la participación del delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro; Antonio González, presidente de AseoCyL; Juan Luis Chamorro, presidente de Faocale; Jorge Castro, presidente de la Sajucal de Salones; José Ballesteros, presidente de Asecal; Javier García, representante del Grupo Comar, titular de los casinos de Salamanca y León, y Nicolás Prieto, director del Casino Roxy, de Valladolid.

El representante del Grupo Comar, Javier García, formuló una petición especialmente dirigida a los medios de comunicación no especializada el juego, para “que nos ayuden a reivindicar un sector normal de actividad de ocio y entretenimiento” y apostilló: “El que quiere venir a jugar es como el que quiere ir al cine y puede hacerlo con todas las garantías habidas y por haber para el usuario”.

En este contexto, García de los Reyes puso como ejemplo una pregunta que le hizo un hijo suyo en la que relacionaba los “casinos con la mafia”, momento que aprovechó para explicarle que el juego es “un sector absolutamente normal”.

El director de Ordenación del Territorio y Administración Local recordó que el juego se despenalizó en España en 1977, cuando era una actividad ilícita y que podría conllevar pena de prisión. “Pasó a estar legalizado y hoy nadie discute la necesidad de que lo esté. Lo peor que podría ocurrir es tener un juego ilegal y soterrado. Ha costado mucho ir evolucionando hacia parámetros sociales de normalidad en el juego”, dijo. “Debemos sentirnos orgullosos en general de la regulación que tenemos hoy en el juego, los límites y requisitos, sin perjuicio de que sea matizable con el paso del tiempo”, añadió.

Respecto al cambio del perfil de la persona jugadora inducido desde el juego a través de Internet, González Gago reconoció que “al juego le ha costado mucho estar bien visto y ha sufrido un pequeño quebranto por las nuevas tecnologías” y concluyó: “Ha llevado a una mayor divulgación de esa práctica que, seguramente, haya que retocar y perfeccionar”.

Fotos