2.298 familias leonesas se benefician de las ayudas al alquiler de la Junta

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se reúne con los miembros de la Mesa del Diálogo Social en materia de vivienda/Leticia Pérez
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se reúne con los miembros de la Mesa del Diálogo Social en materia de vivienda / Leticia Pérez

Suárez-Quiñones destaca que las ayudas “van absolutamente a los que más lo necesitan” y se felicita por el ascenso relevante en un 30% en estos apoyos

ICAL

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente publicará el próximo lunes 23 de octubre la resolución de las ayudas al alquiler de 2017, que beneficiarán a 10.533 familias de la Comunidad, por un importe global de 14,7 millones de euros, un 30 por ciento más que en 2016.

El consejero del área, Juan Carlos Suárez-Quiñones, explicó hoy a sindicatos y empresarios las cifras de la convocatoria durante un encuentro de la mesa del Diálogo Social sobre alquiler, donde aclaró que una vez comunicada la adjudicación de la ayuda a los beneficiarios por SMS, éstos tendrán un mes para justificar los requisitos, con lo que estima que empezarán a abonar los apoyos a comienzos del año que viene, ya que tendrá que revisar 126.000 recibos.

Suárez-Quiñones remarcó que la convocatoria se ha resuelto en un “plazo récord” de cuatro meses, ya que se abrió el pasado 2 de mayo, para una periodo subvencionable desde agosto de 2016 a julio de 2017. El consejero aclaró que se presentaron un total de 18.305 solicitudes, de las que 5.537 no cumplían los requisitos establecidos, con lo que se aprobaron 12.768, con cobertura presupuestaria para 10.533.

El consejero destacó que se mantiene para esta convocatoria la cláusula de rescate, que permitirá repescar a los que quedaron fuera con los créditos de aquellos que no puedan justificar los requisitos en el mes de plazo que abrirá a partir del lunes que viene la Administración regional. En este sentido, destacó que en la convocatoria del año pasado, de 8.870 beneficiarios iniciales, 2.300 no pudieron justificar los requisitos, la mayor parte por no presentar los pagos por vía bancaria.

Juan Carlos Suárez-Quiñones defendió que las ayudas “van absolutamente a los que más lo necesitan” y se felicitó por el ascenso relevante en estos apoyos a lo largo de la legislatura. En este sentido, contrapuso los 14,7 millones de este año, con los 11,3 de 2016; los cinco de 2015 y los 2,9 de 2014.

El consejero concretó que la ayuda media se situará en 1.404 euros, unos 117 al mes. Aseveró que junto a la cláusula de rescate, se mantiene para este año una ayuda máxima del 40 por ciento de la renta, o 2.280 euros al año. Recordó también el titular de Fomento y Medio Ambiente que los beneficiarios deben tener unos ingresos inferiores a 2,5 veces el Iprem, y no se exige tampoco este año un límite mínimo. La renta pagada no puede superar un máximo que depende del municipio y va desde los 350 euros para el medio rural a los 475 euros en Burgos, Salamanca, Segovia y Valladolid.

Suárez-Quiñonez constató que los listados de datos de la resolución se pueden consultar en la web de la Junta, en los servicios territoriales de Fomento, en el número 012 y en la Dirección general e Vivienda. Aseveró que los criterios de valoración otorgaron preferencia a las personas con menos ingresos, así como a familias con más miembros y menores.

Por provincias, los apoyos se reparten entre los 866 de Ávila; los 1.122 de Burgos; los 2.298 de León; los 575 de Palencia; los 1.506 de Salamanca; los 808 de Segovia; los 368 de Soria; los 2.377 de Valladolid y los 613 de Zamora.

El consejero remarcó que la reunión de hoy “renace la temporada del Diálogo Social en materia de vivienda” y anunció una nueva reunión para el próximo 6 de noviembre, en materia de rehabilitación, donde se precisará la resolución de las ayudas en esta materia para este año, con el reparto de 7,28 millones. Los apoyos para 2018 para alquiler y rehabilitación dependerán del plan estatal, aunque remarcó el compromiso de incluir ayudas a la reforma de viviendas individuales, con el impulso al empleo que esto supondrá en los pueblos.

Garantías de futuro

La secretaria de Política Social y Vivienda de CCOO en la Comunidad, Inmaculada de Pablo Arranz, exigió una garantía para las familias de que seguirán recibiendo estos apoyos en el futuro. “Hay que consolidar estas ayudas”, dijo. Además, defendió que estos apoyos aciertan en la necesidad que cubren lo que queda reflejado en que la demanda crecen cada año; y sentenció que se trata de una convocatoria “útil, necesaria, que se debe ampliar y consolidar”. Agregó que es importante “la prontitud” en su ejecución para las familias con dificultades que están esperando los apoyos.

El secretario de Acción Sindical de UGT en Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, reclamó, en su caso, un aumento de estos apoyos para que nadie se quede fuera en la convocatoria de 2018, y destacó la “positiva” ejecución de la convocatoria de este año.

El representante de Cecale en la mesa, Pedro García, defendió que estos fondos tiene un destino muy adecuado porque se ayuda a las familias con más problemas económicos. En este sentido, deseó que el número de solicitudes se vaya reduciendo, porque eso reflejará que cada vez hay más personas con empleo que no requieren de estos apoyos. García destacó que la convocatoria ha sido “muy positiva” y afirmó que los objetivos “están cumplidos”, para concluir felicitando a la consejería por la “rápida y precisa” gestión de la convocatoria.

Fotos