Leonoticias

Izquierda Unida exige presupuestos autonómicos que creen empleo en la provincia

  • «Estas cuentas de la Junta de Castilla y León no son los que esta provincia necesita», afirma la coordinadora provincial de IU, Eloina Terrón.

Izquierda Unida Provincial de León exige unos presupuestos autonómicos que «creen empleo en la provincia». «Estas cuentas de la Junta de Castilla y León no son los que esta provincia necesita», afirma la coordinadora provincial de IU, Eloina Terrón.

«Son presupuestos que excluyen a la mayoría social, mientras benefician a las rentas más altas continuando con la línea de las rebajas fiscales que se viene realizando a la clase más adinerada de la región», asegura.

Desde IU señalan que León es la provincia de Castilla y León que tiene un «nivel de paro más elevado» y que sigue «en aumento». «Es la provincia que más población pierde, especialmente población joven y formada. Y estos presupuestos, claramente, no son los presupuestos para la reindustrialización, para la creación de empleo a gran escala que necesitamos», añade.

«Si importante es saber en qué se va a invertir con el dinero de todos y todas y si esas inversiones son las más adecuadas y justas, igual de importante es saber de dónde se va a recaudar y si esa recaudación es equitativa y justa. Es decir, saber si lo que se recauda es lo que se tendría que recaudar y si esa recaudación es progresiva en función de las rentas o no, lo cual supone que quienes más tienen más aportan», aseveran.

Menos ingresos y menos equitativos

El pacto al que ha llegado el PP con el partido Ciudadanos, para que éste le apoye los presupuestos, «implica que las personas con mayor poder económico van a pagar menos». «Es decir, Ciudadanos ha puesto como condición una reducción de la recaudación en los presupuestos, en el impuesto de sucesiones y donaciones sobre las herencias entre familiares directos. En poco tiempo estos partidos de ideología neoliberal han ido elevando la cuantía por la que no se tiene que tributar en este impuesto: si hasta hace poco estaban exento de pagar impuestos hasta 175.000 euros, en 2016 se elevó hasta los 250.000 euros, y para 2017, con la nueva Ley de Medidas Tributarias y Administrativas, se eleva la exención hasta los 300.000 euros», afirman.

De acuerdo con la información ofrecida en los Presupuestos, IU la elevación de las reducciones y bonificaciones en este impuesto  «supone que se recaudara menos gracias al regalo fiscal de unos 25 millones de euros a los que más tienen de esta Comunidad de parte del PP y C’s», denuncia Terrón.

«Las consecuencias son, por lo tanto, dos: por un lado, se recaudará menos; por otro lado, la capacidad redistributiva del impuesto disminuye, dado que las herencias inferiores al límite ya no tributaban anteriormente, mientras que todas las herencias por encima del mismo serán las que se beneficien de su elevación, haciéndolo además en mayor medida cuanto mayor sea su importe (debido a la aplicación de la escala del impuesto). Por tanto, la reincidencia de la Junta en el incremento de la reducción aplicable a las herencias entre familiares directos va a volver a reducir los ingresos con los que cuenta nuestra Comunidad para financiar sus políticas y servicios y, de nuevo, lo hará volviendo a beneficiar exclusivamente a las rentas más altas», comenta.

«Tampoco es redistributivo el IRPF de los tramos con los ingresos más elevados en Castilla y León. Desde 2014 la Junta ha realizado una serie de rebajas fiscales, fundamentalmente por el lado de los Impuestos directos y centradas en beneficiar a las rentas más altas: no solo el incremento de la reducción general en el Impuesto de Sucesiones, sino también la reducción de los tipos impositivos en el IRPF y la proliferación de deducciones autonómicas en el mismo», consideran. 

Trabas a la industrialización

Para la provincia de León los presupuestos de la Junta destinan 1.071 millones. «Es la cantidad total que la Junta dedicará a los leoneses durante 2017. Si tenemos cuenta el PIB por provincias, la primera en aportación al PIB regional es Valladolid con el 22,2% y la segunda León con el 18,1%. Pero no se destina en esta misma proporción los presupuestos a la provincia de León», explican.

«La posverdad que nos vende el PP es que estos presupuestos destinan a la provincia 33 millones más que en 2016. Pero esto es, efectivamente, una verdad a medias, porque se debe tener en cuenta que en los presupuestos generales del estado el PP ha recortado un 44% las inversiones para León, pasando de 310 millones de euros en 2016 a 173 millones de euros en 2017 . Es decir 137 millones menos de inversión en la provincia de León. Por lo que esos 33 millones que dice va a invertir más la Junta de Castilla y León, no cubre para  nada la reducción que hace el gobierno central», lamentan.   

Aseguran que uno de los aspectos más sangrantes de los presupuestos de la Junta es que 290,7 millones están asignados a abonar los intereses de la deuda. «Más de un millón de euros al día de los que quedan para finalizar el 2017 estaremos pagando solo en intereses a los banqueros alemanes y franceses. Cuántos hospitales y colegios públicos se podrían construir con esos recursos destinados a engrosar los beneficios bancarios de unos pocos accionistas solo por “prestar” dinero», añaden.

Además, señalan que el PP destina a las cuencas mineras, a través del Plan de Dinamización de las comarcas mineras, «unos ridículos 13.800.000 euros, como si con apenas 14 millones se pudiera reindustrializar las cuencas». «Ese plan de dinamización pretende “reforzar y defender” la minería del carbón –sin cuantificar-, nuevas actividades vinculadas a la minería, con 170.000 euros; el fortalecimiento de las actividades del sector de la minería, tres millones; el Plan de Empleo y otras ayudas para las cuencas, con 3.500.000 euros; y mejoras para el entorno de estas zonas, con siete millones», insisten.

Por su parte, La agricultura cuenta con una inversión de 21 millones de euros, a los que se sumarán los 99 millones de la PAC, gestionados en parte por la Junta de Castilla y León

«En cultura la gran inversión  se distribuye a través de la Fundación Siglo, que es el instrumento de gestión de la política cultural de de la Consejería de Cultura y turismo y que gestiona los grandes  proyectos culturales que se llevaran toda la inversión ( Musac, Museo de la Siderurgia ..) porque para todo el resto de la promoción y difusión cultural en la provincia de León se presupuesta  una ridícula cuantía de 15.000 euros y otros 15.000 euros para acciones de carácter sociocultural. Esto supone un empobrecimiento de la acción cultural en la zona rural enorme, proceso que además es acumulativo. Cada año se empobrece más y que ahonda el problema de la despoblación», sentencian.